Lecturas Miércoles 18 Abril 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 18

Santos: Perfecto de Córdoba, mártir; Apolonio de Roma,mártir. Beata Sabina Petrilli, fundadora. Feria (Blanco)

PARA OUE EL MUNDO SE SALVE

Hch 5, 17-26. Jn 3, 16-21

La comparecencia de los apóstoles ante los jefes de lossacerdotes se desarrolló en un clima por demás tenso y difícil. Cada uno semantenía en su posición. Los dirigentes dispuestos a proscribir de una vez porsiempre el nombre y la fama de Jesús. Los discípulos provistos de una osadíainexplicable persistían en su determinación de enseñar todo lo relativo aJesús. A los ojos de algún observador parecería una correlación de fuerzas tandesbalanceada, que terminaría por aplastar a aquel puñado de galileos. No erauna lucha por, el poder. Los primeros cristianos no pretendían, ni buscabanpoder alguno. Sabían que disponían de la asistencia suficiente de Jesús y conese auxilio se sentían más que empoderados para testimoniar su victoria. Esainquebrantable fortaleza era la manifestación patente de que habían pasado demuerte y la cobardía, a la vida y la libertad.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 17, 50; 21, 23)

Te alabaré, Señor, ante los hombres y hablaré a mis hermanosde tu poder y tu misericordia. Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que con la Pascua de tu Hijo has devuelto alhombre su dignidad perdida y le has dado la esperanza de la resurrección,concédenos agradecerte siempre, con amor, este misterio de fe que estamoscelebrando. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Los hombres que habían metido en la cárcel están en eltemplo, enseñando al pueblo.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 5, 17-26

En aquellos días, el sumo sacerdote y los de su partido, queeran los saduceos, llenos de ira contra los apóstoles, los mandaron aprehendery los metieron en la cárcel. Pero durante la noche, un ángel del Señor lesabrió las puertas, los sacó de ahí y les dijo: "Vayan al templo y póngansea enseñar al pueblo todo lo referente a esta nueva vida". Para obedecer laorden, se fueron de madrugada al templo y ahí se pusieron a enseñar.
Cuando llegó el sumo sacerdote con los de su partido convocaron al sanedrín, esdecir, a todo el senado de los hijos de Israel, y mandaron traer de la cárcel alos presos. Al llegar los guardias a la cárcel, no los hallaron y regresaron ainformar: "Encontramos la cárcel bien cerrada y a los centinelas en suspuestos, pero al abrir no encontramos a nadie adentro".
Al oír estas palabras, el jefe de la guardia del templo y los sumos sacerdotesse quedaron sin saber qué pensar; pero en ese momento llegó uno y les dijo:"Los hombres que habían metido en la cárcel están en el templo, enseñandoal pueblo".
Entonces el jefe de la guardia, con sus hombres, trajo a los apóstoles, perosin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 33 R/. Haz la prueba y verás qué bueno es elSeñor. Aleluya.
Bendeciré al Señor a todas horas, no cesará mi boca de alabarlo. Yo me sientoorgulloso del Señor, que se alegre su pueblo al escucharlo. R/.
Proclamemos la grandeza del Señor y alabemos todos juntos su poder. Cuandoacudí al Señor, me hizo caso y me libró de todos mis temores. R/.
Confía en el Señor y saltarás de gusto, jamás te sentirás decepcionado, porqueel Señor escucha el clamor de los pobres y los libra de todas sus angustias.R/.
Junto a aquellos que temen al Señor el ángel del Señor acampa y los protege.Haz la prueba y verás qué bueno es el Señor. Dichoso el hombre que se refugiaen Él. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 3, 16) R/. Aleluya, aleluya.
Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el quecrea en Él tenga vida eterna. R/.

Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salve porÉl.

Del santo Evangelio según san Juan: 3,16-21

"Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijoúnico, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna.Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundose salvara por El. El que cree en El no será condenado; pero el que no cree yaestá condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios.
La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, loshombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todoaquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que susobras no se descubran. En cambio, el que obra el bien conforme a la verdad, seacerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas segúnDios". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, que por medio de estos dones que vas aconvertir en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, nos haces participar de tu mismavida divina, concédenos que nuestra conducta ponga de manifiesto las verdadesque nos has revelado. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (cfr. Jn 15, 16. 19)

Soy yo quien los ha elegido del mundo, dice el Señor, y losha destinado para que vayan y produzcan fruto, y su fruto perdure. Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, tú que nos has concedido participar en estaEucaristía, míranos con bondad y ayúdanos a vencer nuestra fragilidad humana,para poder vivir como hijos tuyos. Por Jesucristo, nuestro Señor.