Lecturas Miércoles 18 de Julio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIERCOLES 18

Santos: Armiño de Metz, obispo; Federico de Utrech, obispo,Beata Tarcisia (Olga) Mackiv y compañeros mártires. Feria (Verde)

LO HAS REVELADO A LA GENTE SENCILLA

Is 10, 5-7. 13-16; Mt 11, 25-27

Este breve pasaje evangélico es un canto de alabanza a laespiritualidad de los pobres de Israel, que dentro de su confiada existencia,se abren sin interponer demasiados obstáculos, a la acción de Dios en su vida.Efectivamente y sin caer en idealizaciones populistas, las personas que hanvivido en medio de privaciones y carencias, están persuadidas de que Dios nuncalos abandona y que tarde o temprano, saldrán adelante con su ayuda. En unasituación totalmente distinta, la primera lectura nos presenta al rey deAsiria, como prototipo del envanecimiento y la soberbia. El profeta Isaías leíaen clave de fe, los acontecimientos internacionales y comprendía que la crecidadel imperio asirio, era una medida aprobada por la voluntad de Dios, quepretendía dar un escarmiento a su pueblo. Sin embargo, el soberano asirio, nolo comprendía así, puesto que se consideraba monarca absoluto, dueño pleno desu acción y sus proyectos.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Dn 3, 31. 29.30. 43. 42)

Podrías hacer recaer sobre nosotros, Señor, todo el rigor detu justicia, porque hemos pecado contra ti y hemos desobedecido tus mandatos;pero haz honor a tu nombre y trátanos conforme a tu inmensa misericordia.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que con tu perdón y tu misericordia, nos dasla prueba más delicada de tu omnipotencia apiádate de nosotros, pecadores, paraque no desfallezcamos en la lucha por obtener el cielo que nos has prometido.Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

¿Acaso presume el hacha frente al que corta con ella?

Del libro del profeta Isaías: 10, 5-7. 13-16

Esto dice el Señor: "¡Ay Asiria, bastón de mi ira, varaque mi furor maneja! Contra una nación impía voy a guiarte, contra un puebloque experimenta mi cólera voy a mandarte, para que lo saquees y lo despojes ylo pisotees como el lodo de las calles.
Pero Asiria no lo piensa así ni son éstos sus planes; su intención es arrasar yexterminar numerosas naciones, pues dice: 'Con el poder de mi mano lo hice ycon mi sabiduría, porque soy inteligente; he borrado las fronteras de lospueblos, he saqueado sus tesoros y, como un gigante, he derribado a sus jefes.Como un nido al alcance de mi mano alcancé la riqueza de los pueblos y como serecogen los huevos abandonados, así cogí yo toda la tierra y no hubo quienaleteara ni abriera el pico ni piara' ".
Pero el Señor dice: "¿Acaso presume el hacha frente al que corta con ella?¿O la sierra se tiene por más grande que aquel que la maneja? Como si la varapudiera mover al que la levanta y el bastón pudiera levantar a quien no es demadera. Por eso, el Señor de los ejércitos hará enflaquecer a los bienalimentados y le prenderá fuego a su lujo, como se enciende la leña".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 93 R/. Escucha, Señor, a tu pueblo.
Señor, los malvados humillan a tu pueblo y oprimen a tu heredad; asesinan a lasviudas y a los forasteros y degüellan a los huérfanos. R/.
Y comentan: "El Señor no lo ve, el Dios de Jacob no se entera".Entérense, insensatos; necios, ¿cuándo van ustedes a entender? R/.
El que plantó el oído, ¿no va a oír? El que formó el ojo, ¿no va a ver? El queeduca a los pueblos, ¿no va a castigar? El que instruye al hombre, ¿no va asaber? R/.
Jamás rechazará Dios a su pueblo ni dejará a los suyos sin amparo. Harájusticia al justo y dará un porvenir al hombre honrado. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 11, 25) R/. Aleluya, aleluya.
Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has revelado losmisterios del Reino a la gente sencilla. R/.

Escondiste estas cosas a los sabios y las revelaste a lagente

Del santo Evangelio según san Mateo: 11, 25-27

En aquel tiempo, Jesús exclamó: ¡Yo te alabo Padre, Señordel cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios yentendidos, y las has revelado a la gente sencilla! Gracias, Padre, porque asíte ha parecido bien.
El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie conoce al Hijo sino elPadre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se loquiera revelar". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Padre misericordioso, nuestros dones y conviértelosen el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo, fuente de toda bendición para tu Iglesia.Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (1 Jn 3, 16)

Hemos conocido lo que es el amor de Dios, en que dio su vidapor nosotros. Por eso también nosotros debemos dar la vida por nuestroshermanos.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que esta Eucaristía renueve, Señor, nuestro cuerpo y nuestroespíritu a fin de que podamos participar de la herencia gloriosa de tu Hijo,cuya muerte hemos anunciado y compartido. Por Jesucristo, nuestro Señor.