Lecturas Miércoles 2 Mayo 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 2

Santos: Atanasiode Alejandría, Doctor de la iglesia; José Nguyen Van Luu, y compañeros,mártires. Beata Mafalda de Portugal, religiosa. Memoria (Blanco)

HE VENIDO AL MUNDO COMO LUZ

Hch 12, 24-13, 5; Jn 12, 44-50

La frase suena desmedida en labios distintos a los de Jesús.El mismo Juan Bautista se consideraba apenas “testigo de la luz”. La imagen dela luz tiene una larga historia en la tradición bíblica. La Palabra de Dios escomparada con una lámpara que alumbra y da luz a los creyentes. Muchas y variasson las funciones de la luz: orientación, calor, vivificación. De alguna manerala Palabra de Dios cumple todas esas tareas en el corazón del discípulo. De esaluz serán portadores Bernabé y Saulo, que no eran generadores de su propiaenseñanza. Fueron comisionados por la iglesia de Antioquia y finalmente, erandiscípulos del Señor resucitado. En adelante vivirán como reflejo de la luz deJesús.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 36, 30-31)

La boca de justo dice palabras sensatas y su lengua expresalo recto, porque lleva grabada en el corazón la ley de su Dios.

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso y eterno, que en el santo obispo Atanasiootorgaste a la iglesia un insigne defensor de la divinidad de tu Hijo,concédenos, por su intercesión, crecer cada día más en tu conocimiento y en tuamor. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

Resérvenme a Saulo y a Bernabé.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 12, 24-13, 5

En aquel tiempo, la palabra del Señor cundía y se propagaba.Cumplida su misión en Jerusalén, Saulo y Bernabé regresaron a Antioquia,llevando consigo a Juan Marcos.
Había en la comunidad cristiana de Antioquia algunos profetas y maestros, comoBernabé, Simón (apodado el, “Negro”). Lucio el de Cirene. Manahén (que se criojunto con el tetrarca Herodes) y Saulo. Un día estaban ellos ayunando y dandoculto al Señor, y el Espíritu Santo les dijo: “Resérvenme a Saulo y a Bernabépara la misión que les tengo destinada”. Todos volvieron a ayunar y a orar;después les impusieron las manos y los despidieron.
Así, enviados por el Espíritu Santo, Saulo y Bernabé fueron a Seleucia yzarparon para Chipre. Al llegar a Salamina, anunciaron la palabra de Dios enlas sinagogas de los judíos. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 66 R/. Que te alaben, Señor, todos los pueblos.Aleluya.
Ten piedad de nosotros y bendícenos; vuelve, Señor, tus ojos a nosotros. Queconozca la tierra tu bondad y los pueblos tu obra salvadora. R/.
Las naciones con júbilo te canten, porque juzgas al mundo con justicia; conequidad tú juzgas a los pueblos y riges en la tierra a las naciones. R/.
Que te alaben, Señor, todos los pueblos, que los pueblos te aclamen todosjuntos. Que nos bendiga Dios y que le rinda honor el mundo entero. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 8, 12) R/. Aleluya, aleluya.
Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de lavida. R/.

Yo he venido al mundo como luz.

Del santo Evangelio según san Juan: 12, 44-50

En aquel tiempo, exclamó Jesús con fuerte voz: "El quecree en mí, no cree en mí, sino en aquel que me ha enviado; el que me ve a mí,ve a aquel que me ha enviado. Yo he venido al mundo como luz, para que todo elque crea en mí no siga en tinieblas.
Si alguno oye mis palabras y no las pone en práctica, yo no lo voy a condenar;porque no he venido al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo.
El que me rechaza y no acepta mis palabras, tiene ya quien lo condene: laspalabras que yo he hablado lo condenarán en el último día. Porque yo no hehablado por mi cuenta, sino que mi Padre, que me envió, me ha mandado lo quetengo que decir y hablar. Y yo sé que su mandamiento es vida eterna. Así, pues,lo que hablo, lo digo como el Padre me lo ha dicho",
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Que el sacrificio que vamos a ofrecerte en la festividad desan Atanasio, nos ayude, Señor, a vivir conforme a la fe que él profesó y aobtener así la salvación eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 12, 42)

Éste es el siervo fiel y sensato a quien su señor ha puestoal frente de su familia, para darles la ración de trigo a su tiempo.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que tu Hijo, Jesucristo, en cuya divinidad creemosfirmemente con san Atanasio nos comunique, Señor, tu propia vida por medio deeste sacramento. Por Jesucristo, nuestro Señor.