Lecturas Miércoles 27 de Junio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 27

Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Santos: San Cirilo deAlejandría. Doctor de la Iglesia. Beata Margarita Bays, laica. Memoria libre(Blanco)

CUIDADO CON LOS FALSOS PROFETAS

2 R 22, 8-13; 23,1-3; Mt 7, 15-20

El hallazgo del libro de la Ley marco una profundarenovación de la vida religiosa en tiempos del rey Josías. Este rey intentoreorganizar en lo político y lo religioso la situación decadente que habíaheredado de parte de sus antecesores. El libro denuncia los delitos acumuladosdurante años en la historia de Israel. Josías pretende corregir el rumbo yrenueva la alianza entre Dios y su pueblo, quitando de en medio las imágenes delos ídolos. En esa tónica de retorno a la fidelidad exclusiva a Dios, cabe laadvertencia que el Señor Jesús nos dirige en el pasaje de san Mateo. Losprofetas falsos se acercan disimuladamente para introducir sus fantasías. Noson portavoces de libertad, sino emisarios del mal, lobos con piel de oveja,que no protegen al pueblo, sino que defienden sus propias ideas e intereses. LaPalabra redescubierta en el Libro de la Ley nos podrá servir de filtro paradistinguir a los profetas genuinos.

NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO

ANTÍFONA DE ENTRADA

Dichosa tú, Virgen María, que llevaste en tu seno al creadordel universo; diste a luz al que te creo, y permaneces virgen para siempre.

ORACIÓN COLECTA

Señor nuestro Jesucristo, que en tu santísima Madre, laVirgen María, has querido darnos una madre dispuesta siempre a socorrernos,concédenos , por su intercesión maternal, experimentar en nosotros los frutosde tu redención. Tu que vives y reinas con el Padre en la unidad del EspírituSanto y eres Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

El rey leyó delante de todo el pueblo el libro de laalianza, encontrado en el templo, y renovó la alianza en presencia del Señor.

Del segundo libro de los Reyes: 22, 8-13; 23,1-3

Por aquel entonces, el sumo sacerdote Jilquías dijo a Safán,delegado del rey Josías: "He hallado en el templo el libro de laley". Jilquías entregó el libro a Safán, quien lo leyó. Luego, Safán fue aver al rey y le rindió cuentas, diciendo: "Tus siervos han fundido eldinero del templo y se lo han entregado a los encargados de las obras". Yañadió: "El sacerdote Jilquías me ha entregado un libro". Y lo leyóen presencia del rey.
Cuando el rey oyó las palabras del libro de la ley, rasgo sus vestiduras yordeno al sacerdote Jilquías; a Ajicam, hijo de Safán; a Akbor, hijo deMiqueas; al delegado Safán y a Asaías, ministro suyo: "Vayan a consultarlo que dice el Señor acerca de mí, del pueblo y de todo Judá en este libro quese ha encontrado, pues el Señor esta enfurecido con nosotros, porque nuestros padresno escucharon las palabras de este libro y no cumplieron lo que en él estáescrito".
Cuando ellos trajeron la respuesta, el rey convocó a todos los ancianos de Judáy de Jerusalén y se dirigió hacia el templo, acompañado por los hombres de Judáy todos los habitantes de Jerusalén, los sacerdotes, los profetas y todo elpueblo, desde el más pequeño hasta el más grande, y les leyó el libro de laalianza hallado en el templo.
Después, de pie sobre el estrado y en presencia del Señor, renovó la alianza,comprometiéndose a seguir al Señor y a cumplir sus preceptos, normas ymandatos, con todo el corazón y toda el alma, y a poner en vigor las palabrasde esta alianza, escritas en el libro. Y todo el pueblo renovó también laalianza. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 118 R/. Muéstranos, Señor, el camino de tus leyes.
Muéstrame, Señor, el camino de tus leyes y yo lo seguiré con cuidado. Enséñamea cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón. R/.
Guíame por la senda de tu ley, que es lo que quiero. Inclina mi corazón a tuspreceptos, y no a la avaricia. R/.
Aparta mis ojos de las vanidades, dame vida con tu palabra. Mira como anhelotus decretos: dame vida con tu justicia. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 15. 4. 5) R/. Aleluya, aleluya.
Permanezcan en mí y yo en ustedes, dice el Señor; el que permanece en mi dafruto abundante. R/. Por sus frutos los conocerán.

Del santo Evangelio según san Mateo: 7,15-20

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Cuidadocon los falsos profetas. Se acercan a ustedes disfrazados de ovejas, pero pordentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvasde los espinos o higos de los cardos?
Todo árbol bueno da frutos buenos y el árbol malo da frutos malos. Un árbolbueno no puede producir frutos malos y un árbol malo no puede producir frutosbuenos.
Todo árbol que no produce frutos buenos es cortado y arrojado al fuego. Así quepor sus frutos los conocerán". Palabra del Señor. Gloria a ti,Señor Jesus.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Al venerar la memoria de la Madre de tu Hijo, te rogamos,Señor, que la ofrenda que te presentamos nos transforme, por tu gracia, enoblación viva y continua. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Santa María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Lc 1, 49)

Ha hecho en mi maravillas el Todopoderoso, cuyo nombre essanto.

ORACIÓN DESPUES DE LA COMUNIÓN

Ya que participamos de la redención eterna, te pedimos,Señor, que al venerar la memoria de la Madre de tu Hijo, nos gloriemos de laplenitud de tu gracia y sintamos los efectos de tu obra redentora. PorJesucristo, nuestro Señor.