Lecturas Miércoles 3 de Octubre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MIÉRCOLES 3

Santos: Francisco de Borja,presbítero; Gerardo de Broña, abad. Evaldo "el Moreno Rubio"mártires. Feria (Verde)

NO CREO QUE ME HICIERA CASO

Jb 9,1-12.14-16; Lc 9,57-62

Un alegato entre Dios y Job resultaría inequitativo y desbalanceado. Diostiene todos los argumentos poderosos de su lado. Más aún, quién podríainterpelarlo, para llamarlo al orden y pedirle que no abusara. La impotenciaque experimenta Job es totalmente comprensible. Su situación es un caso tanserio que lo lleva a poner en entredicho la justicia divina. ¡Menudo conflicto!¿Quién podría hacer comparecer a Dios y preguntarle por lo que hace? Lasituación del inocente que sufre parece totalmente desesperada. En el Evangeliode san Lucas encontramos un diálogo conciso con tres candidatos a discípulos.Cada uno de éstos es informado sobre las exigencias radicales que implica elseguimiento de Jesús. No se puede optar por el seguimiento, sin vivir confiandoplenamente en su persona.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Lc 12, 42)

Éste es el siervo prudente y fiel, a quien el Señor puso al frente de sufamilia.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que en tu inefable providencia elegiste a san José por esposode la santísima Madre de tu Hijo, concédenos tener como intercesor en el cieloa quien veneramos como protector en la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

El hombre no puede hacer triunfarsu causa contra Dios.

Del libro de Job: 9, 1-12. 14-16

Job tomó la palabra y les dijo a sus amigos: "Sé muy bien que elhombre no puede hacer triunfar su causa contra Dios. Si el hombre pretendieraentablar pleito con él, de mil cargos que Dios le hiciera, no podría rechazarninguno. El corazón de Dios es sabio y su fuerza es inmensa.
¿Quién se le ha enfrentado y ha salido triunfante? En un instante descuaja lasmontañas y sacude los montes con su cólera; Él hace retemblar toda la tierra yla estremece desde sus cimientos. Basta con que dé una orden y el sol se apaga;esconde cuando quiere a las estrellas; Él solo desplegó los cielos y caminasobre la superficie del mar. Él creó todas las constelaciones del cielo: laOsa, Orión, las Cabrillas y las que se ven en el sur; Él hace prodigiosincomprensibles, maravillas sin número.
Cuando pasa junto a mí, no lo veo; cuando se aleja de mí, no lo siento. Si seapodera de algo, ¿quién se lo impedirá? ¿Quién podrá decirle: 'Qué estáshaciendo'?
Si Dios me llama a juicio, ¿cómo podría yo rebatir sus acciones? Aunque yo tuvierarazón, no me quedaría otro remedio que implorar su misericordia. Si yo locitara a juicio y Él compareciera, no creo que atendiera a mis razones". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 87 R/. Señor, quellegue hasta ti mi súplica.
Todo el día te invoco, Señor, y tiendo mis manos hacia ti. ¿Harás tú maravillaspor los muertos? ¿Se levantarán las sombras para darte gracias? R/.
¿Se anuncia en el sepulcro tu lealtad? ¿O tu fidelidad en el reino de lamuerte? ¿Se conocen tus maravillas en las tinieblas? ¿O tu justicia en el paísdel olvido? R/.
Pero yo te pido ayuda, Señor, por la mañana irá a tu encuentro mi súplica. ¿Porqué, Señor, me rechazas y apartas de mí tu rostro? R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Flp 3, 8-9) R/.Aleluya, aleluya.
Todo lo considero una pérdida y lo tengo por basura, para ganar a Cristo yvivir unido a Él. R/.

Te seguiré a dondequiera quevayas.

Del santo Evangelio según sanLucas: 9, 57-62

En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos, alguien ledijo: "Te seguiré a dondequiera que vayas". Jesús le respondió:"Las zorras tienen madrigueras y los pájaros, nidos; pero el Hijo delhombre no tiene en dónde reclinar la cabeza". A otro, Jesús le dijo:"Sígueme". Pero él le respondió: "Señor, déjame ir primero aenterrar a mi padre". Jesús le replicó: "Deja que los muertosentierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el Reino de Dios". Otro le dijo:"Te seguiré, Señor; pero déjame primero despedirme de mi familia".Jesús le contestó: "El que empuña el arado y mira hacia atrás, no sirvepara el Reino de Dios". Palabradel Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Por intercesión de san José, a quien confiaste la misión de cuidar de tuUnigénito como padre, te pedimos, Señor, que nos concedas poder ofrecertedignamente este sacrificio de alabanza. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25,21)

Muy bien, siervo bueno y fiel, entra en el gozo de tu Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Renovados con este sacramento que da vida, te rogamos, Señor, que nosconcedas vivir para ti en justicia y santidad, a ejemplo y por intercesión desan José, el varón justo y obediente que contribuyó con sus servicios a larealización de tus grandes misterios. Por Jesucristo, nuestro Señor.