Lecturas Sábado 19 Mayo 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 19

Santos: PedroCelestino, Papa; Francisco Coll, fundador. Beata Pina (Josefina) Suriano,laica.

Vísperas I de mañana: todo propio. Tomo II: p.920 Para losfieles: p.349 Edición popular: pp.450 y 202. Feria (Blanco)

PIDAN Y RECIBIRÁN

Hch 18, 23-28; Jn 16, 23-28

Jesús anuncia que el lenguaje de las comparaciones llega asu término. En adelante, la experiencia viva del resucitado será a vía deacceso al Padre. Los discípulos ya no tendrán que escuchar narracionesparabólicas cargadas de simbolismo. Jesús resucitado dará inicio a una nuevaforma de existencia que desvelara su intima participación en la vida junto alPadre. Gracias a la nueva mirada, los discípulos aprenderán a releer lasEscrituras para desentrañar en ellas el misterio de Jesús. De esa lecturacristiana de la Ley y los Profetas se haría un experto el judeocristiano Apolo,que sirvió en la iglesia de Éfeso como doctor y maestro, argumentandointeligentemente sobre la condición mesiánica de Señor Jesús.

ANTÍFONA DE ENTRADA (1 P 2, 9)

Nosotros somos el pueblo redimido por Dios; anunciemos lasmaravillas del Señor, que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.Aleluya.

ORACIÓN COLECTA

Señor, inclina nuestros corazones al bien a fin de que, enel continuo esfuerzo por elevarnos a ti, podamos vivir plenamente el misteriopascual. Por nuestro Señor Jesucristo…

LITURGIA DE LA PALABRA

El judío Apolo demostró, por medio de la Escritura, queJesús es el Mesías.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 18, 23-28

En aquellos días, después de haber estado en Antioquia algúntiempo, emprendió Pablo otro viaje y recorrió Galacia y Frigia, confirmando enla fe a los discípulos. 
Un judío, natural de Alejandría, llamado Apolo, hombre elocuente y muy versadoen las Escrituras, había ido a Efesio. Aquel hombre estaba instruido en ladoctrina del Señor, y siendo de ferviente espíritu, disertaba y enseñaba conexactitud lo concerniente a Jesús, aunque no conocía más que el bautismo deJuan. Apolo comenzó a hablar valientemente en la sinagoga. Cuando lo oyeronPriscila y Aquila, lo tomaron por su cuenta y le explicaron con mayor exactitudla doctrina del Señor. Como él deseaba pasar a Grecia, los hermanos lo animarony escribieron a los discípulos de allá para que lo recibieran bien. Cuandollegó, contribuyo mucho, con la ayuda de la gracia, al provecho de loscreyentes, pues refutaba vigorosamente en público a los judíos, demostrando,por medio de las Escrituras, que Jesús era el Mesías. Palabra deDios Te alabamos, Señor.

Del salmo 46 R/. Dios es el rey del universo. Aleluya.
Aplaudan, pueblos todos; aclamen al Señor, de gozo llenos, que el Señor, elAltísimo, es terrible y de toda la tierra, rey supremo. R/.
Por que Dios es el rey del universo, cantemos el mejor de nuestros cantos.Reina Dios sobre todas las naciones desde su trono santo. R/.
Los jefes de los pueblos se han reunido con el pueblo de Dios, Dios de Abraham,por que de Dios son los grandes de la tierra. Por encima de todo Dios está. R/.

ACLAMACIÓN (cfr. Jn 16, 28) R/. Aleluya, aleluya.
Salí del Padre y vine al mundo, ahora dejo el mundo vuelvo al Padre, dice elSeñor. R/.

El Padre mismo los ama, por que ustedes me han amado y hancreído que salí del Padre.

Del santo Evangelio según san Juan: 16, 23-28

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Yo lesaseguro: cuando pidan al Padre en mi nombre, se lo concederá. Hasta ahora nohan pedido nada en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su alegría seacompleta.
Les he dicho estas cosas en parábolas; pero se acerca la hora en que ya no leshablare en parábolas, sino que les hablare del Padre abiertamente. En aquel díapedirán en mi nombre, y no les digo que rogare por ustedes al Padre, pues elPadre mismo los ama, por que ustedes me han amado y han creído que salí delPadre. Yo salí del Padre y vine al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo alPadre”. 
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, estos dones que hemos preparado para elsacrificio eucarístico, y transforma toda nuestra vida en continua ofrenda. PorJesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo losque tú me has dado, para que contemplen la gloria que me diste, dice el Señor.Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te suplicamos, Señor, que esta Eucaristía que tu Hijo nosmandó celebrar en memoria suya y en la cual hemos participado, nos una cada vezmás con el vínculo de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.