Lecturas Sábado 2 de Junio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 2

Santos: Marcelino yPedro de Roma, mártires; Eugenio I, Papa; Nicolás de Grecia, misionero.

Vísperas I de mañana: todo propio Tomo III: pp. 649 y 654.Para los fieles: p. 372. Edición popular: pp. 13 y 454. Feria (Verde),

LA AUTORIDAD DEL SEÑOR JESÚS

Jud 17. 20-25; Mc 11, 27-33

El día anterior el Señor Jesús había realizado acción esdecisivas en contra del comercio y el tráfico organizado en el templo. Quienessiendo administradores, se habían comportado como dueños, usurpando el honor deDios, lo habían convertido en un espacio de comercio religioso y simulación. Enel templo de Jerusalén, el rito sustituía a la conversión interior y a lacongruencia ética. Era un culto vacío de sentido. La figura de Juan Bautistaque evoca el Señor en su defensa, lo había adelantado: el encuentro con Diospasaba por el corazón convertido y no por las sangre de las ovejas. De esebautismo de arrepentimiento era emisario y profeta. La Carta de Judas alude alclima de confusión que acompaña los tiempos de crisis y nos advierte que lamanera de enfrentarla, es manteniéndonos en el amor de Dios. Quien espere lamisericordia de Dios, tendrá que compadecerse de los hermanos vacilantes.

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

ANTÍFONA DE ENTRADA (cfr. Jdt 13, 18-19)

María, el Altísimo te ha bendecido más que a todas lasmujeres de la tierra, y de tal manera te ha glorificado, que los hombres nocesan de alabarte.

ORACIÓN COLECTA

Padre bueno, Dios nuestro, que en María, primicia de laredención, nos has dado una madre de inmensa ternura, abre nuestros corazones ala alegría del Espíritu Santo y haz que, a imitación de la Virgen, sepamosalabarte por las maravillas realizadas en Cristo, tu Hijo, que vive y reinacontigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Dios puede preservarlos a ustedes de todo pecado y hacer quese presenten ante su gloria, gozosos y sin mancha.

De la carta del apóstol san Judas: 17, 20-25

Queridos hermanos: Recuerden las palabras que les predicaronlos apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Consolídense sobre el cimiento de sufe santa, oren movidos por el Espíritu Santo, conserven en ustedes el amor aDios, en espera de que la misericordia de nuestro Señor Jesucristo es de lavida eterna.
A los indecisos traten de convencerlos, para arrancarlos del fuego de lacondenación; a los otros, manifiéstenles compasión, pero con cautela,aborreciendo aun la ropa contaminada por su mala vida.
Al Dios único, nuestro Salvador, que puede preservarlos a ustedes de todopecado y hacer que se presenten ante su gloria gozosos y sin mancha, honor ygloria, fuerza y poder, por Jesucristo, nuestro Señor, desde siempre, ahora ypor todos los siglos. Amen. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 62 R/ Señor, mi alma tiene sed de ti.
Señor, tu eres mi Dios, a ti te busco; de ti sedienta esta mi alma. Señor, todomi ser te añora como el suelo reseco añora el agua. R/.
Para admirar tu gloria y tu poder, con este afán te busco en tu santuario. Puesmejor es tu amor que la existencia; siempre, Señor, te alabaran mis labios. R/.
Podré así bendecirte mientras viva y levantar en oración mis manos. De lo mejorse saciara mi alma; te alabare con jubilosos labios. R/.

ACLAMACIÓN (cfr. Col 3, 16. 17) R/. Aleluya, aleluya.
Que la palabra de Cristo habite en ustedes abundantemente. Háganlo todo dandogracias a Dios Padre, por medio de Cristo. R/.

¿Con que autoridad haces todo esto?

Del santo Evangelio según san Marcos: 11, 27-33

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron de nuevo aJerusalén, y mientras Jesús caminaba por el templo, se le acercaron los sumossacerdotes, los escribas y los ancianos, y le preguntaron: "¿Con queautoridad haces todo esto? ¿Quién te ha dado autoridad para actuar así?".
Jesús les respondió: "Les voy a hacer una pregunta. Si me la contestan yoles diré con qué autoridad hago todo esto. El bautismo de Juan, ¿era cosa deDios o de los hombres? Contéstenme".
Ellos se pusieron a razonar entre sí: "Si le decimos que de Dios, nosdirá: 'Entonces ¿por qué no le creyeron?, ¿y si le decimos que de loshombres...?". Pero, como le tenían miedo a la multitud, pues todosconsideraban a Juan como verdadero profeta, le respondieron a Jesús: "Nolo sabemos". Entonces Jesús les replicó: "Pues tampoco yo les dirécon qué autoridad hago todo esto". Palabra del Señor. Gloria ati, Señor Jesus.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Jubilosos de poder celebrar la festividad de la Madre de tu Hijo, tepresentamos, Señor, estas ofrendas de alabanza, y te pedimos que por este santointercambio de dones, se acrecienten en nosotros los frutos de la redencióneterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Santa María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (cfr. Lc 1, 48)

Me llamarán bienaventurada todas las generación es, porque hapuesto Dios sus ojos en la humildad de su esclava.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Habiendo recibido el sacramento celestial, te pedimos,Señor, que cuantos hemos celebrado con veneración la memoria de la santísimaVirgen María, merezcamos participar del banquete eterno. Por Jesucristo,nuestro Señor.