Lecturas Sábado 21 Abril 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 21

Santos: Anselmo de Canterbury, doctor de la Iglesia; Conradode Parzharn, hermano lego. Beato Bartolomé Cerveri, mártir.

Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo II: pp.1312, 516 y 682. Para los fieles: pp. 642 y 274. Edición popular: pp. 202 y446. Feria (Blanco)

SOY YO, NO TENGAN MIEDO

Hch 6, 1-7; Jn 6, 16-21

La frase evoca una situación delicada. Un grupo de personasafligidas por algún contratiempo, recibe palabras de aliento de una personaque: dispone de la suficiente autoridad sobre el grupo. El relato del cuartoEvangelio nos muestra a los discípulos sobrecogidos por las sacudidas delviento nocturno queriendo socorrer a Jesús. Será Él quien los consolará a ellos,pronunciado la frase tradicional que Dios revelara a Moisés en el Sinai:"Soy yo...". Cualquier israelita captaba la fuerza evocativa de estapequeña frase. Jesús es el que es y está sosteniendo a los suyos, como el Señorsostuvo en el pasado a Moisés. La lectura de los hechos de los Apóstoles nospresenta otra situación difícil. La multiplicación del número de los discípulosgeneró dificultades en el reparto de los bienes y la solidaridad fraterna, Elproblema encontró solución gracias a la sensatez y al buen tacto de Pedro y delpleno de la comunidad de discípulos, que actuó de forma corresponsable.

ANTIFONA DE ENTRADA (1 P 2, 9)

Nosotros somos el pueblo redimido por Dios; anunciemos lasmaravillas del Señor, que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable.Aleluya

ORACIÓN COLECTA

Señor, tú que te has dignado redimimos y has querido hacemoshijos tuyos, míranos siempre con amor de Padre y haz que, cuantos creemos enCristo, obtengamos la verdadera libertad y la herencia eterna. Por nuestro SeñorJesucristo

LITURGIA DE LA PALABRA

Eligieron siete hombres llenos del Espíritu Santo.

Del libro de los Hechos de los Apóstoles: 6, 1-7

En aquellos días, como aumentaba mucho el número de losdiscípulos, hubo ciertas quejas de los judíos griegos contra los hebreos, deque no se atendía bien a sus viudas en el servicio de caridad de todos losdías.
Los Doce convocaron entonces a la multitud de los discípulos y les dijeron:"No es justo que, dejando el ministerio de la palabra de Dios, nosdediquemos a administrar los bienes. Escojan entre ustedes a siete hombres debuena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a los cualesencargaremos este servicio. Nosotros nos dedicaremos a la oración y al serviciode la palabra".
Todos estuvieron de acuerdo y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y delEspíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás,prosélito de Antioquía. Se los presentaron a los apóstoles y éstos, después dehaber orado, les impusieron las manos.
Mientras tanto, la palabra de Dios iba cundiendo. En Jerusalén se multiplicabagrandemente el número de los discípulos. Incluso un grupo numeroso desacerdotes había aceptado la fe.Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 32 R/. El Señor cuida de aquellos que lo temen.Aleluya.
Que los justos aclamen al Señor; es propio de los justos alabarlo. Demosgracias a Dios al son del arpa, que la lira acompañe nuestros cantos. R/.
Sincera es la palabra del Señor y todas sus acciones son leales. Él ama lajusticia y el derecho, la tierra llena está de sus bondades. R/.
Cuida el Señor de aquellos que lo temen y en su bondad confían; los salva de lamuerte y en épocas de hambre les da vida. R/.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Resucitó Cristo, que creó todas las cosas y se compadeció de todos los hombres.R/.

Vieron a Jesús caminando sobre las aguas.

Del santo Evangelio según san Juan: 6, 16-21

Al atardecer del día de la multiplicación de los panes, losdiscípulos de Jesús bajaron al lago, se embarcaron y empezaron a atravesarhacia Cafarnaúm. Ya había caído la noche y Jesús todavía no los habíaalcanzado. Soplaba un viento fuerte y las aguas del lago se iban encrespando.
Cuando habían avanzado unos cinco o seis kilómetros, vieron a Jesús caminandosobre las aguas, acercándose a la barca, y se asustaron. Pero Él les dijo:"Soy yo, no tengan miedo" Ellos quisieron recogerlo a bordo yrápidamente la barca tocó tierra en el lugar a donde se dirigían. Palabradel Señor.Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, estos dones que hemos preparado para elsacrificio eucarístico y transforma toda nuestra vida en una continua ofrenda.Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio I-V de Pascua.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN

Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los quetú me has dado, para que contemplen la gloria que me diste, dice el Señor.Aleluya.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Te suplicamos, Señor, que esta Eucaristía, que tu Hijo nosmandó celebrar en memoria suya y en la cual hemos participado, nos una cada vezmás con el vínculo de tu amor. Por Jesucristo, nuestro Señor.