Lecturas Sábado 21 de Enero 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF


SÁBADO 21 

Santos: Inés de Roma, mártir Albano Roe, mártir. Beato Tomás Green, mártir. 
Vísperas I del domingo: 3a semana del Salterio. Tomo III: p. 1019. Para los fieles: p. 642. Edición popular: pp. 202 y 460. Memoria (Rojo)

ENCUENTROS Y DESENCUENTROS
2 S 1, 1-4. 11-12. 17. 19. 23-27; Mc 3, 20-21

Saúl y Jonatán estaban unidos por vínculos de sangre, eran padre e hijo. Sin embargo, David y Jonatán estaban unidos por los lazos de una profunda amistad. La rivalidad que Saúl y David enfrentaban no entorpeció la buena comunicación entre el hijo del rey de Israel y el futuro sucesor. David lloró y se afligió sinceramente por la muerte de padre e hijo. Extrañamente la suerte trágica de la familia de Saúl despejará el camino para que David acceda al trono de Israel. Alguien podrá decir "que Dios escribe derecho con renglones torcidos" y alguien podrá pensar que este relato es un ejemplo más de que la historia la escriben los vencedores. Las dificultades familiares tampoco escaseaban en la familia del Señor Jesús. San Marcos nos registra concisamente que sus parientes querían encerrarlo porque decían que había enloquecido.

ANTÍFONA DE ENTRADA
Celebremos con alegría la fiesta de santa Inés, virgen, porque el Señor del universo la ha colmado de su amor.

ORACIÓN COLECTA
Dios todopoderoso y eterno, que eliges a los débiles para vencer a los poderosos, te pedimos, al celebrar el martirio de santa Inés, que nos concedas imitar la heroica firmeza de su fe. Por nuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA
¿Por qué cayeron los valientes en medio de la batalla?
Del segundo libro de Samuel: 1, 1-4. 11-12. 17. 19. 23-27
En aquellos días, después de derrotar a los amalecitas, David se fue a Siquelag y ahí permaneció dos días. Al tercer día llegó un hombre del campamento de Saúl, con los vestidos rotos y la cabeza cubierta de polvo. Llegó a donde estaba David y se postró en señal de reverencia. David le preguntó: "¿De dónde vienes?". El respondió: "Vengo huyendo del campamento de Israel". David le preguntó: "¿Qué ha pasado? Cuéntamelo". Él respondió: "El pueblo fue derrotado en la batalla y huyó. Muchos cayeron y entre los muertos se encuentran Saúl y Jonatán". Entonces David rasgó sus vestiduras, y lo mismo hicieron los que estaban con él. Prorrumpieron en lamentaciones y llanto, y ayunaron hasta la noche por Saúl y Jonatán, por el pueblo del Señor y por la casa de Israel, pues habían muerto a espada. Entonces David entonó una elegía por Saúl y su hijo Jonatán:
"Tus héroes, Israel, han sido inmolados en tus montañas. ¿Por qué cayeron los valientes? Saúl y Jonatán, queridos y admirados, inseparables en la vida y unidos en la muerte, más veloces que las águilas y más fuertes que los leones.
Hijas de Israel, lloren por Saúl, que las vestía de púrpura y de lino y las cubría de joyas y de oro. 
¿Por qué cayeron los valientes en medio de la batalla? Jonatán yace muerto en tus montañas. Por ti, Jonatán, hermano mío, estoy lleno de pesar. Te quise con toda el alma y tu amistad fue para mí más estimable que el amor de las mujeres. ¿Por qué cayeron los valientes y pereció la flor de los guerreros?".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 79 R/. Señor, vuelve tus ojos a nosotros.
Escúchanos, pastor de Israel, que guías a José como un rebaño; tú, que estás rodeado de querubines, manifiéstate; ante la ruina de Efrain, Benjamín y Manasés, despierta tu poder y ven a salvarnos. R/.
Señor, Dios de los ejércitos, ¿hasta cuándo seguirás airado y sordo a las plegarias de tu pueblo? Nos has dado llanto por comida y por bebida, lágrimas en abundancia. Somos la burla de nuestros vecinos, el hazmerreír de cuantos nos rodean. R/.

ACLAMACIÓN (cfr. Hch 16, 14) R/. Aleluya, aleluya. 
Abre, Señor, nuestros corazones, para que aceptemos las palabras de tu Hijo. R/.
Sus parientes decían que se había vuelto loco.
Del santo Evangelio según san Marcos: 3, 20-21
En aquel tiempo, Jesús entró en una casa con sus discípulos y acudió tanta gente, que no los dejaban ni comer. Al enterarse sus parientes, fueron a buscarlo, pues decían que se había vuelto loco.
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Que los dones que vamos a ofrecerte en honor de tu santa virgen Inés te sean, Señor, tan agradables, como agradable fue a tus ojos su martirio. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 25, 4. 6)
Las cinco vírgenes prudentes llevaron frascos de aceite con las lámparas. A medianoche se oyó una voz: Ya viene el esposo; salgan al encuentro de Cristo, el Señor.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN
Señor y Dios nuestro, que glorificaste a santa Inés con la doble corona de la virginidad y del martirio, concédenos que esta comunión nos ayude a superar todas las pruebas y podamos así alcanzar el Reino eterno. Por Jesucristo, nuestro Señor.