Lecturas Sábado 22 de Septiembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 22

Santos: BeatosCristóbal, Antonio y Juan de Tlaxcala, niños mártires. Mauricio de Agaunne ycompañeros, mártires; Ignacio de Santhiá presbítero.

Vísperas I del domingo: 1 a semana del Salterio. Tomo IV:

pp. 671 y 255. Para los fieles: pp. 472 y 416. Ediciónpopular: pp. 13 y 480. Feria (Verde)

LA SIEMBRA

1 Co 15,35-37; Lc 8,4-15

La imagen de la semilla es sugerente porque lleva encerradala esperanza de vida. Una vez que los seres humanos domesticaron hace miles deaños las semillas aprendieron a descubrir el valor de la siembra y la cosecha.La parábola del sembrador juega con el simbolismo de la semilla y exhibe losrasgos principales del proceso de comunicación entre Dios y su pueblo. Elsembrador rompe los paradigmas establecidos por los buenos campesinos ycomienza a lanzar la semilla a diestra y siniestra. Los resultados que recogeestán por debajo de las expectativas de cualquier campesino. El aspectodominante de la parábola enfatiza los obstáculos más comunes que enfrenta lapredicación cristiana. El apóstol san Pablo recurre a la imagen de la siembrapara expresar su reserva ante el misterio de la resurrección. El cuerpo mortales sembrado de alguna manera en la tierra y Dios, Señor y Dador de la vida, seencarga de activar el don de la vida, para hacernos partícipes de su plenitud.

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Jdt 13, 18-19)

María, el Altísimo te ha bendecido más que a todas lasmujeres de la tierra, y de tal manera te ha glorificado, que los hombres nocesan de alabarte.

ORACIÓN COLECTA

Dios de eterna gloria, Padre santo, que has introducido enel mundo la verdadera alegría, Cristo, tu Hijo, sol de justicia nacido de laVirgen Madre, líbranos del peso del pecado, que entristece y extingue tuEspíritu en nosotros, y recíbenos en la mesa de tu Reino, para saciamos con elpan que contiene en sí todo deleite. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, quevive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglosde los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Se entierra un cuerpo corruptible y resucita incorruptible.

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios:15, 35-37.42-49

Hermanos: Hay algunos que preguntan: "¿Cómo resucitanlos muertos? ¿Qué clase de cuerpo van a tener?". Es que no se han puesto apensar que el grano que se siembra tiene que morir, para que nazca la planta.Lo que se siembra no es la planta que va a brotar, sino solamente la semilla,por ejemplo, de trigo o de cualquier otra cosa.
Lo mismo sucede en la resurrección de los muertos: se siembra un cuerpocorruptible y resucita incorruptible; se siembra un cuerpo miserable y resucitaglorioso; se siembra débil y resucita fuerte; se siembra un cuerpo puramentehumano y resucita un cuerpo vivificado por el Espíritu divino.
Pues si existe un cuerpo puramente humano, también existe un cuerpo vivificadopor el Espíritu. En efecto, la Escritura dice que el primer hombre, Adán, fueun ser que tuvo vida; el último Adán es Espíritu que da la vida. Sin embargo,no existe primero lo vivificado por el Espíritu, sino lo puramente humano; lovivificado por el Espíritu viene después.
El primer hombre, hecho de tierra, es terreno; el segundo viene del cielo. Comofue el hombre terreno, así son los hombres terrenos; como es el hombrecelestial, así serán los celestiales. Y del mismo modo que fuimos semejantes alhombre terreno, seremos también semejantes al hombre celestial.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 55 R/. Caminaré en la presencia del Señor.
Yo sé bien que el Señor está conmigo; por eso en Dios, cuya promesa alabo, sintemor me confío. ¿Qué hombre ha de poder causarme daño? R/. 
Te debo, Señor, las promesas que te hice, te las cumpliré con acción degracias, porque libraste mi vida de la muerte, mis pies de la caída, para quecamine en la presencia de Dios, mientras tengo la luz de la vida. R/.

ACLAMACIÓN (Cfr. Lc 8, 15) R/. Aleluya, aleluya.
Dichosos los que cumplen la palabra del Señor con un corazón bueno y sincero yperseveran hasta dar fruto. R/.

Lo que cayó en tierra buena representa a los que escuchan lapalabra, la conservan en un corazón bueno y bien dispuesto, y dan fruto por suconstancia.

Del santo Evangelio según san Lucas: 8, 4-15

En aquel tiempo, mucha gente se había reunido alrededor deJesús, y al ir pasando por los pueblos, otros más se le unían. Entonces lesdijo esta parábola:
"Salió un sembrador a sembrar su semilla. Al ir sembrando, unos granoscayeron en el camino, la gente los pisó y los pájaros se los comieron. Otroscayeron en terreno pedregoso, y al brotar se secaron por falta de humedad.Otros cayeron entre espinos, y al crecer éstos, los ahogaron. Los demás cayeronen tierra buena, crecieron y produjeron el ciento por uno". Dicho esto,exclamó: "¡El que tenga oídos para oír, que oiga!". 
Entonces le preguntaron los discípulos: "¿Qué significa estaparábola?". Y Él les respondió: "A ustedes se les ha concedidoconocer claramente los secretos del Reino de Dios; en cambio, a los demás, sóloen parábolas para que viendo no vean y oyendo no entiendan.
La parábola significa esto: la semilla es la palabra de Dios. Lo que cayó en elcamino representa a los que escuchan la palabra, pero luego viene el diablo yse la lleva de sus corazones, para que no crean ni se salven. Lo que cayó enterreno pedregoso representa a los que, al escuchar la palabra, la reciben conalegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en elmomento de la prueba, fallan. Lo que cayó entre espinos representa a los queescuchan la palabra, pero con los afanes, riquezas y placeres de la vida, sevan ahogando y no dan fruto. Lo que cayó en tierra buena representa a los queescuchan la palabra, la conservan en un corazón bueno y bien dispuesto, y danfruto por su constancia".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Jubilosos de poder celebrar la festividad de la Madre de tuHijo, te presentamos, Señor, estas ofrendas de alabanza, y te pedimos que poreste santo intercambio de dones, se acrecienten en nosotros los frutos de laredención eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Santa María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Lc 1, 48)

Me llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque hapuesto Dios sus ojos en la humildad de su esclava.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Habiendo recibido el sacramento celestial, te pedimos,Señor, que cuantos hemos celebrado con veneración, la memoria de la santísimaVirgen María, merezcamos participar del banquete eterno. Por Jesucristo,nuestro Señor.