Lecturas Sábado 23 de Junio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 23

Santos: Jose Cafasso,presbítero; Alicia de Alemania, emperatriz; y Tomas Garnet, mártir.

Vísperas I de mañana: todo propio Tomo III: p. 1 488. Paralos fieles: p. 901. Edición popular: pp. 13 y 507. Feria (Verde)

NO SE PREOCUPEN POR EL MAÑANA

2 Cro 24, 17-25; Mt 6, 24-34

Azarías hijo del sacerdote Yehoyadá murió lapidado porórdenes del rey Joás, por denunciar la infidelidad de Israel y anunciar laruina futura. Acto seguido, una revuelta en el palacio puso fin a los días delrey. La violencia acarrea violencia. Son los renglones torcidos que vanescribiendo la historia de la casa de Judá. Del Evangelio de san Mateo podemosextraer la reiterada invitación a la confianza. Quienes nos sentimos hijosamados por el Padre Celestial, sabemos que Él no se desentiende de nosotros.Nos alimenta y nos alienta para conseguir el pan cotidiano. Sus bendiciones sonabundantes y nuestra laboriosidad tendrá que hacer el resto. El afán de quererasegurar el futuro, acumulando bienes, nos puede tornar injustos y codiciosos.Más vale ocuparse de lo esencial, es decir, de lo que permanece al término dela vida, sin descuidar nuestros quehaceres ordinarios.

MISA DE SANTA MARIA EN SÁBADO

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sedulio)

Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado a luz alRey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

ORACIÓN COLECTA

Dios y Padre nuestro, que nos has dado en la Virgen María elmodelo de quien escucha tu Palabra y la pone en práctica, abre nuestro corazónal gozo de la escucha, y por medio de tu Espíritu Santo haz que seamos lugarsanto en el que tu Palabra de salvación se cumpla hoy. Por nuestro SeñorJesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo yes Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

Mataron a Zacarías en el templo.

Del segundo libro de las Crónicas: 24, 17-25

Después de la muerte del sacerdote Yehoyadá, vinieron losjefes de Judá a postrarse ante el rey; a este, sobornado por sus regales, lepareció bien lo que le propusieron. Entonces abandonaron el templo del Señor,Dios de sus padres, y dieron culto a los bosques sagrados y a los ídolos. Estepecado provoco la ira de Dios sobre Judá y Jerusalén. El Señor les envióprofetas para que se arrepintieran, pero no hicieron caso a sus amonestaciones.
Entonces el Espíritu de Dios inspiro a Zacarías, hijo del sacerdote Yehoyadá,para que se presentara ante el pueblo y le dijera: "Esto dice el SeñorDios: '¿Por qué quebrantan los preceptos de Dios? Van al fracaso. Hanabandonado al Señor y Él los abandonara a ustedes’".
Pero el pueblo conspiro contra él y, por orden del rey, lo apedrearon en elatrio del templo. El rey Joás no tuvo en cuenta el bien que le había hechoYehoyadá y mato a su hijo, Zacarías, quien exclamo al morir: "Que el Señorte juzgue y te pida cuentas".
Al cabo de un año, el ejército sirio se dirigió contra Joás y penetro en Judá yen Jerusalén; mataron a todos los jefes del pueblo y enviaron todo el botín alrey de Damasco. Aunque no era muy numeroso el ejército sirio, el Señor le diola victoria sobre el enorme ejército de los judíos, porque el pueblo habíaabandonado al Señor, Dios de sus padres. Así fue como se hizo justicia contraJoás. Al retirarse los sirios, lo dejaron gravemente herido y entonces suscortesanos conspiraron contra el para vengar al hijo del sacerdote Yehoyadá, ylo asesinaron en su cama. Lo enterraron en la ciudad de David, pero no ledieron sepultura en las tumbas de los reyes. Palabra de Dios. Tealabamos, Señor.

Del salmo 88 R/. Proclamare sin cesar la misericordia delSeñor.
"Un juramento hice a David, mi servidor, dice el Señor, una alianza pactecon mi elegido: 'Consolidare tu dinastía para siempre y afianzare tu tronoeternamente'. R/.
'Yo jamás le retirare mi amor ni violare el juramento que le hice. Nunca seextinguirá su descendencia y su trono durará igual que el cielo. R/.
Pero, si sus hijos abandonan mi ley y no cumplen mis mandatos, si violan mispreceptos y no guardan mi alianza, castigare con la vara sus pecados y con ellátigo sus culpas, pero no les retirare mi favor. R/.
No desmentiré mi fidelidad, no violare mi alianza ni cambiare mispromesas". R/.

ACLAMACIÓN (2 Co 8, 9) R/. Aleluya, aleluya.
Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre, para enriquecernos con su pobreza. R/.

No se preocupen por el día de mañana.

Del santo Evangelio según san Mateo: 6, 24-34

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Nadiepuede servir a dos amos, porque odiará a uno y amara al otro, o bien obedeceráal primero y no le hará caso al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir aDios y al dinero.
Por eso les digo que no se preocupen por su vida, pensando que comerán o conque se vestirán. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo másque el vestido? Miren las aves del cielo, que ni siembran, ni cosechan, niguardan en graneros y, sin embargo, el Padre celestial las alimenta. Y Acaso novalen ustedes más que ellas? ¿Quién de ustedes, a fuerza de preocuparse, puedeprolongar su vida siquiera un momento?
¿Y por qué se preocupan del vestido? Miren como crecen los lirios del campo,que no trabajan ni hilan. Pues bien, yo les aseguro que ni Salomón, en elesplendor de su gloria, se vestía como uno de ellos. Y si Dios viste así a lahierba del campo, que hoy florece y mañana es echada al horno, ¿no hará muchomás por ustedes, hombres de poca fe? 
No se inquieten, pues, pensando: ¿Que comeremos o que beberemos o con que nosvestiremos? Los que no conocen a Dios se desviven por todas estas cosas; peroel Padre celestial ya sabe que ustedes tienen necesidad de ellas. Porconsiguiente, busquen primero el Reino de Dios y su justicia, y todas estascosas se les darán por añadidura. No se preocupen por el día de mañana, porqueel día de mañana traerá ya sus propias preocupaciones. A cada día le bastan suspropios problemas". Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesus.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Padre lleno de bondad, que nos socorra el inmenso amor de tuHijo unigénito para que, quien al nacer de la Virgen María, no menoscabo laintegridad de la Madre, sino que la consagro, nos libre de nuestras culpas yhaga acepta a ti nuestra oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor. Prefacio deSanta María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (cfr. Lc 11, 27)

Dichosa la Virgen María, que llevo en su seno al Hijo deleterno Padre.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, al recibir el sacramento celestial en estaconmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos que nos concedascelebrar dignamente, a imitación suya, el misterio de nuestra redención. PorJesucristo, nuestro Señor.