Lecturas Sábado 25 de Agosto 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 25

Santos: Luís IX de Francia, rey, José de Calasanz, fundador.Beato Metodio Domingo Trcka, mártir.

Vísperas I del domingo: 1a semana del Salterio. Tomo IV: pp.671 y 121. Para los fieles: pp. 472 y 411. Edición popular: pp. 13 y 476. Feria(Verde)

EL REGRESO DE LA GLORIA DE DIOS

Ez 43, 1-7; Mt 23,13-22

La narración del profeta Ezequiel denota satisfacción.Jerusalén no será más un montón de rocas y maderas calcinadas. Los murosvolverán a ser levantados y la grandeza de la presencia del Señor, su gloria,volverá manifestarse y residir en medio de su pueblo. Dios se había apartado delos suyos, porque habían abusado de su amorosa compasión. El profeta expresa deesa manera su convicción más honda: Dios no se hace cómplice de los quepractican la maldad y manosean burdamente su nombre. En la comunidad cristianade Mateo se honraba la gloria de Dios y el señorío de Jesús. Ni los privilegiosni los honores humanos debían pervertir las relaciones fraternas que vinculabana la comunidad creyente. La manera como la comunidad cristiana podría reflejarsacramentalmente la gloria de Dios era consolidando unas relacionesverdaderamente respetuosas y fraternas.

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sedulio)

Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado a luz alRey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, Padre santo, que has querido que la Madre detu Hijo estuviese presente y participase en la oración de la primera comunidadcristiana, concédenos perseverar junto a ella con un solo corazón y una solaalma, aguardando la venida del Espíritu Santo. Por nuestro Señor Jesucristo, tuHijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios porlos siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

La gloria del Señor penetró en el templo.

Del libro del profeta Ezequiel: 43, 1-7

En aquellos días, un ángel me llevó a la puerta del templo,que da hacia el oriente, y vi que la gloria del Señor venia del oriente. Se oíaun ruido como el estruendo de un río caudaloso y la tierra resplandecía con elfulgor de la gloria de Dios. Esta visión me recordó la que tuve cuando el Señorvino a destruir la ciudad y la que había tenido junto al río Kebar. Y caírostro en tierra.
La gloria del Señor penetró en el templo por la puerta que da al oriente. Elespíritu me levantó y me llevó al atrio interior y vi que la gloria del Señorllenaba el templo. Entonces oí que alguien me hablaba desde el templo, y elhombre que estaba junto a mí me dijo:
"Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar donde pongo lasplantas de mis pies. Aquí habitaré para siempre con los hijos de Israel".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 84 R/. El Señor habitará en la tierra.
Escucharé las palabras del Señor, palabras de paz para su pueblo santo. Está yacerca nuestra salvación y la gloria del Señor habitará en la tierra. R/.
La misericordia y la verdad se encontraron, la justicia y la paz se besaron, lafidelidad brotó en la tierra y la justicia vino del cielo. R/.
Cuando el Señor nos muestre su bondad, nuestra tierra producirá su fruto. Lajusticia le abrirá camino al Señor e irá siguiendo sus pisadas. R/..

ACLAMACIÓN (Cfr. Mt 23, 9. 10) R/. Aleluya, aleluya. 
Su Maestro es uno solo, Cristo, y su Padre es uno solo, el del cielo, dice elSeñor. R/.

Los fariseos dicen una cosa y hacen otra.

Del santo Evangelio según san Mateo: 23, 1-12

En aquel tiempo, Jesús dijo a las multitudes y a susdiscípulos: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas yfariseos. Hagan, pues, todo lo que les digan, pero no imiten sus obras, porquedicen una cosa y hacen otra. Hacen fardos muy pesados y difíciles de llevar ylos echan sobre las espaldas de los hombres, pero ellos ni con el dedo losquieren mover. Todo lo hacen para que los vea la gente. Ensanchan las filacteriasy las franjas del manto; les agrada ocupar los primeros lugares en losbanquetes y los asientos de honor en las sinagogas; les gusta que los saludenen las plazas y que la gente los llame 'maestros'.
Ustedes, en cambio, no dejen que los llamen ‘maestras', porque no tienen másque un Maestro y todos ustedes son hermanos. A ningún hombre sobre la tierra lollamen 'padre', porque el Padre de ustedes es sólo el Padre celestial. No sedejen llamar 'guías', porque el guía de ustedes es solamente Cristo. Que elmayor de entre ustedes sea su servidor, porque el que se enaltece seráhumillado y el que se humilla será enaltecido".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Padre lleno de bondad, que nos socorra el inmenso amor de tuHijo unigénito para que, quien al nacer de la Virgen María, no menoscabó laintegridad de la Madre, sino que la consagró, nos libre de nuestras culpas yhaga acepta a ti nuestra oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Lc 11, 27)

Dichosa la Virgen María, que llevó en su seno al Hijo deleterno Padre.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, al recibir el sacramento celestial en estaconmemoración de la santísima Virgen María, te pedimos que nos concedascelebrar dignamente, a imitación suya, el misterio de nuestra redención. PorJesucristo, nuestro Señor.