Lecturas Sábado 28 de Julio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SABADO 28

Santos Víctor I, Papa; Catalina Tomas religiosa; Alfonsinade la Inmaculada Concepción, religiosa.

Vísperas I del domingo: la semana del Salterio. Tomo III:pp. 745 y 609. Para los fieles: pp. 472 y 407. Edición popular: pp. 13 y 473.Feria (Verde)

EN SU FINCA SEMBRÓ SEMILLA BUENA

Jr 7, 1-11, Mt 13, 24-30

Tomando como término de comparación el trabajo de campesinosy sembradores, se acerca el Señor Jesús a la realidad de las experiencias de fey las explica sencilla y magistralmente. El Hijo del Hombre es en realidad unsembrador impecable en su quehacer evangelizador. La semilla del reino quesiembra en el corazón de sus oyentes es de primera calidad. Las plantasmalignas que crecen en el sembradío del Señor Jesús son difíciles dedesarraigar porque se asemejan a las plantas genuinas sembradas por Él. Elasunto de las apariencias late claramente en esta parábola. Los humanos nopodemos apresuramos a condenar a nadie, pensando que son mala hierba, porquesus tallos —en la lógica de la parábola— se asemejan a la buena hierba. De lasprofundidades del corazón, de las intenciones y los motivos últimos delcomportamiento humano conviene no hacer juicios terminantes, a riesgo deequivocarse y de usurpar el lugar del Dios compasivo.

MISA DE SANTA MARÍA EN SÁBADO

ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Jdt 13, 18-19)

María, el Altísimo te ha bendecido más que a todas lasmujeres de la tierra, y de tal manera te ha glorificado, que los hombres nocesan de alabarte.

ORACIÓN COLECTA

Padre santo, Dios nuestro, que en el camino de la Iglesia,peregrina en la tierra, has puesto como signo luminoso a la Virgen María, porsu intercesión aumenta nuestra fe, y reaviva nuestra esperanza, para que ningúnobstáculo nos desvíe del sendero que nos lleva a la salvación. Por nuestroSeñor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del EspírituSanto y es Dios por los siglos de los siglos.

LITURGIA DE LA PALABRA

¿Creen acaso que este templo, donde se invoca mi nombre, esuna cueva de ladrones?

Del libro del profeta Jeremías: 7, 1-11

Esta es la palabra del Señor que escuchó Jeremías:"Ponte a la entrada del templo y proclama allí estas palabras: 'Escucha,Judá, la palabra del Señor; escúchenla ustedes los que entran por estas puertaspara adorar al Señor. Esto dice el Señor de los ejércitos, el Dios de Israel:Corrijan su conducta y sus intenciones, y viviré con ustedes en este lugar. Nose hagan ilusiones con razones falsas, repitiendo: ¡Este es el templo delSeñor, éste es el templo del Señor, éste es el templo del Señor!
Si corrigen su conducta y sus intenciones; si aplican bien la justicia entrelos hombres y no explotan al forastero, al huérfano y a la viuda; si noderraman sangre inocente en este lugar y no siguen, para mal de ustedes, adioses extranjeros, entonces yo habitaré con ustedes en este lugar, en latierra que desde hace tanto tiempo y para siempre les di a sus padres.
Ustedes, en cambio, ponen su confianza en palabras engañosas, que no sirven denada. Porque roban, matan, cometen adulterios y perjurios, queman incienso alos ídolos, adoran a dioses extranjeros y desconocidos, y creen que, con venirdespués a presentarse ante mí en este templo, donde se invoca mí nombre, y condecir: 'estamos salvados', basta para poder seguir cometiendo todas esasiniquidades. ¿Creen, acaso, que este templo, donde se invoca mi nombre es unacueva de ladrones? Tengan cuidado, porque no estoy ciego, dice el Señor'".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 83 R/. Qué agradable, Señor, es tu morada.
Anhelando los atrios del Señor se consume mi alma. Todo mi ser de gozo seestremece y el Dios vivo es la causa. R/.
Hasta el gorrión encuentra casa y la golondrina un lugar para su nido, cerca detus altares, Señor de los ejércitos, Dios mío. R/.
Dichosos los que viven en tu casa, te alabarán para siempre; dichosos los queencuentran en ti su fuerza, pues caminarán cada vez con más vigor. R/.
Pues un día en tus atrios vale más que mil fuera de ellos; yo prefiero elumbral de la casa de mi Dios, al lujoso palacio del perverso. R/.

ACLAMACIÓN (St 1, 21) R/. Aleluya, aleluya.
Acepten dócilmente la palabra que ha sido sembrada en ustedes y es capaz desalvarlos. R/.

Dejen que crezcan juntos hasta el tiempo de la cosecha.

Del santo Evangelio según san Mateo: 13, 24-30

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a lamuchedumbre: "El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembróbuena semilla en su campo; pero mientras los trabajadores dormían, llegó unenemigo del dueño, sembró cizaña entre el trigo y se marchó. Cuando crecieronlas plantas y se empezaba a formar la espiga, apareció también la cizaña.
Entonces los trabajadores fueron a decirle al amo: 'Señor, ¿qué no sembrastebuena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, salió esta cizaña?'. El amo lesrespondió: 'De seguro lo hizo un enemigo mío'. Ellos le dijeron: ` ¿Quieres quevayamos a arrancarla?'. Pero él les contestó: `No. No sea que al arrancar lacizaña, arranquen también el trigo. Dejen que crezcan juntos hasta el tiempo dela cosecha y, cuando llegue la cosecha, diré a los segadores: Arranquen primerola cizaña y átenla en gavillas para quemarla, y luego almacenen el trigo en migranero'".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Jubilosos de poder celebrar la festividad de la Madre de tuHijo, te presentamos, Señor, estas ofrendas de alabanza, y te pedimos que poreste santo intercambio de dones, se acrecienten en nosotros los frutos de laredención eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de Santa María Virgen.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Lc 1, 48)

Me llamarán bienaventurada todas las generaciones, porque hapuesto Dios sus ojos en la humildad de su esclava.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Habiendo recibido el sacramento celestial, te pedimos,Señor, que cuantos hemos celebrado con veneración, la memoria de la santísimaVirgen María, merezcamos participar del banquete eterno. Por Jesucristo,nuestro Señor.