Lecturas Sábado 29 de Septiembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

SÁBADO 29

Santos: Miguel,Gabriel y Rafael, arcángeles; Ciriaco de Palestina, eremita. Beato Juan deDuckla, presbítero.

Vísperas I del domingo: 2a semana del Salterio. Tomo IV: pp.806 y 295. Para los fieles: pp. 555 y 417. Edición popular: pp. 108 y 481.Fiesta (Blanco)

EL MEDIADOR. Y LOS MEDIADORES

Ap 2,7-12; Jn 1,47-51

En el diálogo que nos refiere el Evangelio de san Juan entreel Señor Jesús y Natanael apreciamos una hermosa enseñanza sobre la funciónreveladora de Jesucristo. Quien tiene la apertura de corazón como Natanaelpodrá reconocer la función mediadora de Jesús. Si en el Antiguo Testamento elSeñor se hizo manifiesto a través de mediaciones angelicales, ahora éstashabrán concluido. El único acceso seguro al Padre es su Hijo Jesús. En la cartaa la Iglesia en Esmirna se amonesta a los cristianos a perseverar y no dejarseamedrentar por los sufrimientos que enfrentarán por causa de su fidelidad aJesús. Algunos cristianos perderán la vida, sufrirán la primera muerte, peroesa pérdida los preservará de la segunda muerte y les pavimentará el acceso ala intimidad definitiva con el Padre.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 102, 20)

Ángeles del Señor, bendíganlo; ustedes, los poderososejecutores de sus órdenes, los que están prontos a obedecer su palabra,bendigan al Señor.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios todopoderoso, que con providencia admirable hasconfiado a los ángeles y a los hombres su misión particular, haz que quienes tesirven constantemente en el cielo nos protejan siempre en la tierra. Pornuestro Señor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Miguel y sus ángeles pelearon contra el dragón.

Del libro del Apocalipsis del apóstol san Juan: 12, 7-12

En el cielo se trabó una gran batalla: Miguel y sus ángelespelearon contra el dragón. El dragón y sus ángeles lucharon ferozmente, perofueron vencidos y arrojados del cielo para siempre. Así, el dragón, que es laantigua serpiente, la que se llama Diablo y Satanás, la que engaña al mundoentero, fue precipitado a la tierra, junto con sus ángeles. Entonces yo, Juan,oí en el cielo una voz poderosa, que decía: "Ha sonado la hora de lavictoria de nuestro Dios, de su dominio y de su reinado, y del poder de suMesías, porque ha sido reducido a la impotencia el que de día y de nocheacusaba a nuestros hermanos, delante de Dios. Pero ellos lo han vencido pormedio de la sangre del Cordero y por el testimonio que dieron, pues su amor ala vida no les impidió aceptar la muerte. Por eso, alégrense los cielos y todoslos que en ellos habitan".
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 137 R/. Te cantaremos, Señor, delante de tusángeles.
De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Tecantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. R/.
Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamosnos oíste y nos llenaste de valor. R/.
Que todos los reyes de la tierra te reconozcan, al escuchar tus prodigios. Quealaben tus caminos, porque tu gloria es inmensa. R/.

ACLAMACIÓN (Sal 102, 21) R/. Aleluya, aleluya.
Que bendigan al Señor todos sus ejércitos, servidores fieles que cumplen suvoluntad. R/.

Verán a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo delhombre.

Del santo Evangelio según san Juan: 1, 47-51

En aquel tiempo, cuando Jesús vio que Natanael se acercaba,dijo: "Éste es un verdadero israelita en el que no hay doblez".Natanael le preguntó: "¿De dónde me conoces?". Jesús le respondió:"Antes de que Felipe te llamara, te vi cuando estabas debajo de lahiguera". Respondió Natanael: "Maestro, tú eres el Hijo de Dios, túeres el rey de Israel". Jesús le contestó: "Tú crees, porque te hedicho que te vi debajo de la higuera. Mayores cosas has de ver". Despuésañadió: "Yo les aseguro que verán el cielo abierto y a los ángeles de Diossubir y bajar sobre el Hijo del hombre". Palabra delSeñor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Haz, Señor, que tus ángeles lleven ante ti los dones que tepresentamos y que este sacrificio sea para todos los hombres fuente de vida ysalvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio de los ángeles.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 137, 1)

Te damos gracias de todo corazón, porque cuando teinvocamos, Señor, nos escuchaste. En presencia de los ángeles cantaremos, Diosnuestro, tus alabanzas.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Que nos fortalezca, Señor, el pan celestial con que nos hasalimentado, para que caminemos seguros por la senda de la salvación bajo lafiel custodia de los ángeles. Por Jesucristo, nuestro Señor.