Lecturas Viernes 6 de Julio 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

VIERNES 6

Santos: María Goretti, mártir; Pedro Wang de China, mártir.Beata Nazaria March fundadora. Feria (Verde)

DIOS REPRUEBA RADICALMENTE LA INJUSTICIA

Am 8, 4-6. 9-12; Mt 9, 9-13

Los artífices del fraude, los organizadores de la trata yventa de personas son exhibidos en el libro de Amos; en cambio, el evangelio desan Mateo nos presenta una escena aparentemente contrastante: Jesús come y bebecon los recaudadores, amigos de Mateo, que colaboraban con el sistematributario impuesto por Roma. A primera vista pareciera que el profeta Amós yel profeta de Nazaret asumen actitudes contrapuestas: mientras que uno denuncialos abusos, el otro parece convalidarlos, participando en banquetes con laclase dirigente asociada al poder romano. En realidad no es así. Jesús llama alos recaudadores para que dejen de ser parte de aquella maquinaria impositivaal servicio de Roma. Tendrían que dejar de ser "tontos útiles" yvivir en adelante en otra sintonía, la de la fraternidad y la paz, promovidaspor un reinado distinto al de Tiberio, el reinado de Dios, anunciado por Jesús.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 32, 11. 19)

Los proyectos de su corazón subsisten de edad en edad, paralibrar de la muerte la vida de sus fieles, y reanimarlos en tiempo de hambre.

ORACIÓN COLECTA

Haz, Señor, que nos revistamos con las virtudes del corazónde tu Hijo, y nos encendamos con el amor que lo inflama, para que,asemejándonos a Él, merezcamos participar de la eterna redención. Por nuestroSeñor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Les haré sentir hambre, pero no de pan, sino de oír lapalabra de Dios.

Del libro del profeta Amós: 8, 4-6. 9-12

Escuchen esto, los que buscan al pobre sólo para arruinarloy andan diciendo: "¿Cuándo pasará el descanso del primer día del mes paravender nuestro trigo, y el descanso del sábado para reabrir nuestrosgraneros?". Disminuyen las medidas, aumentan los precios, alteran lasbalanzas, obligan a los pobres a venderse; por un par de sandalias los comprany hasta venden el salvado como trigo. "Pues bien, en aquel día, dice elSeñor, yo haré que se oscurezca el sol en pleno día y, a plena luz, cubriré latierra de tinieblas. Convertiré en duelo las fiestas de ustedes y en gemidos,sus canciones. Haré que todos se vistan de sayal y se rapen por completo lacabeza. Ese día será como de luto por el hijo único y su final será de llanto yamargura.
Días vendrán, dice el Señor, en que les haré sentir hambre, pero no hambre depan ni sed de agua, sino de oír la palabra del Señor. Entonces andarán errantesde norte a sur y de oriente a poniente buscando la palabra del Señor, pero no laencontrarán". Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 118 R/. Con todo el corazón, Señor, te busco.
Dichoso el que es fiel a las enseñanzas del Señor y lo busca de todo corazón.Con todo el corazón te voy buscando, no me dejes desviar de tus preceptos. R/.
Mi alma se consume, deseando sin cesar tus mandamientos. He escogido el caminode la lealtad a tu voluntad y a tus mandamientos. R/.
Mira cómo anhelo tus decretos dame vida con tu justicia. Hondamente suspiro,Señor, por guardar tus mandamientos. R/.

ACLAMACIÓN (Mt 11, 28) R/. Aleluya, aleluya.
Vengan a mí, todos los que están fatigados y agobiados por la carga, y yo lesdaré alivio, dice el Señor. R/. No son los sanos los que necesitan de médico.

Yo quiero misericordia y no sacrificios.

Del santo Evangelio según san Mateo: 9, 9-13

En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo,sentado a su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: "Sígueme".Él se levantó y lo siguió.
Después, cuando estaba a la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadoresse sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos. Viendo esto, losfariseos preguntaron a los discípulos: "¿Por qué su Maestro come conpublicanos y pecadores?". Jesús los oyó y les dijo: "No son los sanoslos que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan, pues, y aprendan lo quesignifica: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yo no he venido a llamar alos justos, sino a los pecadores". Palabra del Señor. Gloria ati, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, Padre misericordioso, que por el inmenso amorcon que nos has amado, nos diste con inefable bondad a tu Hijo único,concédenos que, identificados con Él en una perfecta unidad, te ofrezcamos unadigna oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 19, 34)

Uno de los soldados le abrió el costado con su lanza, y alpunto salió sangre y agua.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Habiendo participado de tu sacramento de amor, te pedimos,Señor, la gracia de parecernos a Cristo aquí en la tierra, para merecercompartir su gloria allá en el cielo, con Él, que vive y reina por los siglosde los siglos.