Lecturas Viernes 7 de Septiembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

VIERNES 7

Santos: Regina deFrancia, mártir; Juan de Lodi obispo; Melchor, Esteban y Marcos, mártires.Feria (Verde)

LA TRANQUILIDAD DE CONCIENCIA

1 Co 4, 1-5; Lc 5, 33-39

El apóstol san Pablo había desarrollado una genuina libertadinterior. No andaba a la caza de los consensos públicos ni de las opinionesdominantes. Ejercía una reflexión constante y exigente, dejándose guiar por eldesignio del Señor. Procedía con rectitud siguiendo la voz de su conciencia,aunque mantenía un margen de duda en relación a sus propias decisiones. Eraconsciente de que los seres humanos somos autocomplacientes y hábiles paraengañarnos. Por esa razón buscaba alcanzar una calificación favorable de partede Dios y no de los hombres. El Evangelio de san Lucas registra unacontroversia entre Jesús y los letrados y fariseos a propósito de laconveniencia de practicar el ayuno. Para aquellos, era una manera óptima deexpresar el arrepentimiento ante Dios; en cambio para el Señor Jesús, era unapráctica obsoleta, que desentonaba con el mensaje de la compasión y labenevolencia divina que Él pregonaba. Los fariseos, se sentían intérpretesautorizados —como Jesús— de la voluntad de Dios. Atendiendo al criteriopaulino, solamente Dios podría descubrir los motivos genuinos que inspiraban aunos a ayunar y a otros a participar en banquetes.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Sal 32, 11. 19)

Los proyectos de su corazón subsisten de edad en edad, paralibrar de la muerte la vida de sus fieles, y reanimarlos en tiempo de hambre.

ORACIÓN COLECTA

Haz, Señor, que nos revistamos con las virtudes del corazónde tu Hijo, y nos encendamos con el amor que lo inflama, para que,asemejándonos a Él, merezcamos participar de la eterna redención. Por nuestroSeñor Jesucristo...

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor pondrá al descubierto las intenciones del corazón.

De la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios:4, 1-5

Hermanos: Procuren que todos nos consideren como servidoresde Cristo y administradores de los misterios de Dios.
Ahora bien, lo que se busca en un administrador es que sea fiel. Por eso, loque menos me preocupa es que me juzguen ustedes o un tribunal humano; pues nisiquiera yo me juzgo a mí mismo. Es cierto que mi conciencia no me reprochanada, pero no por eso he sido declarado inocente. El Señor es quien habrá dejuzgarme. Por lo tanto, no juzguen antes de tiempo; esperen a que venga elSeñor. Entonces Él sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas, pondráal descubierto las intenciones del corazón y dará a cada uno la alabanza quemerezca.
Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 36 R/. La salvación del justo es el Señor.
Pon tu esperanza en Dios, practica el bien y vivirás tranquilo en esta tierra.Busca en Él tu alegría y te dará el Señor cuanto deseas. R/.
Pon tu vida en las manos del Señor, en Él confía, y hará que tu virtud y tusderechos brillen igual que el sol de mediodía. R/.
Apártate del mal, practica el bien y tendrás una casa eternamente, porque alSeñor le agrada lo que es justo y vela por sus fieles; en cambio, a losinjustos los borrará de la tierra para siempre. R/.
La salvación del justo es el Señor; en la tribulación Él es su amparo. A quienen El confía, Dios lo salva de los hombres malvados. R/.

ACLAMACIÓN (Jn 8, 12) R/. Aleluya, aleluya.
Yo soy la luz del mundo, dice el Señor; el que me sigue tendrá la luz de lavida. R/.

Vendrá un día en que les quiten al esposo y entonces síayunarán.

Del santo Evangelio según san Lucas: 5, 33-39

En aquel tiempo, los fariseos y los escribas le preguntarona Jesús: "¿Por qué los discípulos de Juan ayunan con frecuencia y hacenoración, igual que los discípulos de los fariseos, y los tuyos, en cambio,comen y beben?".
Jesús les contestó: "¿Acaso pueden ustedes obligar a los invitados a unaboda a que ayunen, mientras el esposo está con ellos? Vendrá un día en que lesquiten al esposo, y entonces sí ayunarán".
Les dijo también una parábola: "Nadie rompe un vestido nuevo para remendaruno viejo, porque echa a perder el nuevo, y al vestido viejo no le queda elremiendo del nuevo. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevorevienta los odres y entonces el vino se tira y los odres se echan a perder. Elvino nuevo hay que echarlo en odres nuevos y así se conservan el vino y losodres. Y nadie, acabando de beber un vino añejo, acepta uno nuevo, pues dice:'El añejo es mejor' ".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Dios nuestro, Padre misericordioso, que por el inmenso amorcon que nos has amado, nos diste con inefable bondad a tu Hijo único,concédenos que, identificados con Él en una perfecta unidad, te ofrezcamos unadigna oblación. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Jn 19, 34)

Uno de los soldados le abrió el costado con su lanza, y alpunto salió sangre y agua.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Habiendo participado de tu sacramento de amor, te pedimos,Señor, la gracia de parecernos a Cristo aquí en la tierra, para merecercompartir su gloria allá en el cielo, con él, que vive y reina por los siglosde los siglos.