LecturasViernes 21 de Septiembre 2012


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

VIERNES 21

Santos: Mateo,Apóstol y evangelista; Jonás, profeta; Maura de Troya, virgen. Fiesta (Rojo)

NO NECESITAN MÉDICO LOS SANOS

Ef 4,1-7.11-13; Mt 9,9-13

La comunidad eclesial, tal como lo refiere la carta a losEfesios no es un conglomerado disperso de creyentes, sino una instituciónanimada por el Espíritu, que va suscitando carismas y ministerios paraconsolidar la vida de fe de los creyentes. Apóstoles, profetas y maestros queestimulan y orientan la vivencia de la fe en las distintas situaciones. Esosministerios no son en manera alguna privilegios que recompensen una carreraeclesiástica, son tareas encaminadas a consolidar la esperanza cristiana desdela fidelidad al Espíritu. El Evangelio de san Mateo nos refiere el atrevimientodel Señor Jesús que decidió a llamar a su servicio, a recaudadores y personasque estaban al servicio del fisco romano y que por tanto, estabanestigmatizadas por la opinión pública dominante en Israel. Para el Señor Jesúsno contaba el oficio que las personas hubieran desempeñado en el pasado, sinola voluntad de sumarse de todo corazón a la causa del Reino de Dios.

ANTÍFONA DE ENTRADA (Mt 28, 19-20)

Vayan y prediquen a todos los hombres, bautizándolos yenseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado, dice el Señor.

Se dice Gloria.

ORACIÓN COLECTA

Dios misericordioso, que elegiste a san Mateo, un recaudadorde impuestos, para hacerlo apóstol tuyo, ayúdanos, por su intercesión, acumplir nuestras responsabilidades en esta vida como verdaderos apóstoles deCristo, que vive y reina contigo...

LITURGIA DE LA PALABRA

Él fue quien concedió a unos ser apóstoles y a otros,evangelizadores.

De la carta del apóstol san Pablo a los efesios: 4, 1-7.11-13

Hermanos: Yo, Pablo, prisionero por la causa del Señor, losexhorto a que lleven una vida digna del llamamiento que han recibido. Seansiempre humildes y amables; sean comprensivos y sopórtense mutuamente con amor;esfuércense en mantenerse unidos en el espíritu con el vínculo de la paz.Porque no hay más que un solo cuerpo y un solo Espíritu, como es también sólouna la esperanza del llamamiento que ustedes han recibido. Un solo Señor, unasola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que reina sobretodos, actúa a través de todos y vive en todos. Cada uno de nosotros harecibido la gracia en la medida en que Cristo se la ha dado. Él fue quienconcedió a unos ser apóstoles; a otros, ser profetas; a otros, serevangelizadores; a otros, ser pastores y maestros. Y esto, para capacitar a losfieles, a fin de que, desempeñando debidamente su tarea, construyan el cuerpode Cristo, hasta que todos lleguemos a estar unidos en la fe y en elconocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser hombres perfectos, quealcancemos en todas sus dimensiones la plenitud de Cristo.Palabra deDios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 18 R/. El mensaje del Señor resuena en toda latierra.
Los cielos proclaman la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de susmanos. Un día comunica su mensaje al otro día y una noche se lo trasmite a laotra noche. R/.
Sin que pronuncien una palabra, sin que resuene su voz, a toda la tierra llegasu sonido, y su mensaje hasta el fin del mundo. R/.

ACLAMACIÓN R/. Aleluya, aleluya.
Señor, Dios eterno, alegres te cantamos, a ti nuestra alabanza. A ti, Señor, tealaba el coro celestial de los apóstoles. R/.

Sígueme. Él se levantó y lo siguió.

Del santo Evangelio según san Mateo: 9, 9-13

En aquel tiempo, Jesús vio a un hombre llamado Mateo, sentadoa su mesa de recaudador de impuestos, y le dijo: "Sígueme". Él selevantó y lo siguió. Después, cuando estaba a la mesa en casa de Mateo, muchospublicanos y pecadores se sentaron también a comer con Jesús y sus discípulos.Viendo esto, los fariseos preguntaron a los discípulos: "¿Por qué suMaestro come con publicanos y pecadores?". Jesús los oyó y les dijo:"No son los sanos los que necesitan de médico, sino los enfermos. Vayan,pues, y aprendan lo que significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Yono he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores".
Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Acepta, Señor, los dones que te presentamos en la fiesta del apóstol yevangelista san Mateo y, como fruto de esta Eucaristía, concede a tu Iglesiamantenerse fiel al Evangelio predicado por los apóstoles. Por Jesucristo,nuestro Señor.

Prefacio I o II de los Apóstoles.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Cfr. Mt 9, 10-13)

No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, dijoel Señor a quienes murmuraban de que estuviera comiendo en casa de Mateo conpublicanos y pecadores.

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Tú, que nos has hecho partícipes en esta Eucaristía deljúbilo de san Mateo al recibir en su casa a Jesucristo, concédenos, Señor, lagracia de no separarnos nunca de tu Hijo y de esforzarnos por darlo a conocer.Por Jesucristo, nuestro Señor