Madre del Carmelo

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Madre del Carmelo

 

Madre del Carmelo, hoy especialmente vamos a tu encuentro, nos postramos ante tí, Reina y Señora del Cielo, para rogar tú intercesión como lo hicistes en las Bodas de Caná. Hemos llenado las tinajas con las lágrimas del arrepentimiento, y las ponemos en tus benditas manos . Señora, estamos necesitados de ese vino embriagador del amor de tú Hijo Jesús, que inunda de alegría a los resucitados. Ruega amada Madre para que este vino Nuevo que vivifica nos llegue hoy y siempre para manifestar las alabanzas, el honor y la gloria de nuestro Señor y Dios.
Señora nuestra, bien conoces las necesidades, y aflicciones, las limitaciónes y debilidades de tus hijos adoptivos, acude presurosa a nuestro auxilio, acompáñanos en esta hora en que los dolores de parto nos llegan . Ayúdanos a dar a luz, como lo hicistes con tu anciana prima Isabel. Queremos ser renacidos del Agua y del Espíritu, recreados, ser verdaderos hijos d! el Padre, verdaderos engendros del Amor Misericordioso, única imágen que nos asemeja al Santo de los santos.
Madre, quedate con nosotros y guíanos a los brazos de tú Hijo amado, para que liberados de todo temor, de toda intimidación podamos manifestar la alegría, el gozo y la paz de los discípulos, y ser valientes y lanzados a una renovada evangelización del amor que abra a todos las puertas de la esperanza.
A tí Reina Madre, nos entregamos. Solícita Señora de las Misericordias, ruega por nosotros, que nos encomendamos a vos.

Amén