MARIA

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

MARIA
  
    
  

  1.- Santísima Virgen Madre de Dios, Yo ............ Aunque indigno pecador , postrado a vuestros piés en presencia de Dios Omnipotente y de toda la Corte Celestial, os presento y os ofrezco este mi corazón con todos sus afectos: a Vos lo consagro, y quiero que sea siempre vuestro y de vuestro querido Jesús. Aceptad, oh benignísima Madre, de este vuestro pobre siervo la humilde ofrenda unida al corazón de todos los Santos, y haced que desde este momento comience yo a vivir únicamente por Vos y por vuestro Divino Hijo Jesús. Con su Divino Auxilio y con vuestra amorosa asistencia yo espero hacerlo, y de mi parte os lo prometo. Entre vuestros tres Divinos Corazones, oh Jesús y María y José, Poned el pobre corazón mio, a fin de que se inflame enteramente en vuestro Santo Amor. De modo que viviendo así en vuestro Santo Amor, pueda al fin un día ir a bendeciros y alabaros en el Cielo en compañía de los Angeles y Santos por toda la Etenidad.
                          Así sea.

                        María Auxilium Cristianorum
                                    Ora pro nobis

                                          Amén.

2.- Oh María Virgen Poderosa, grande e ilustre defensora de la Iglesia, singular auxilio de los cristianos, terrible como un ejército ordenado en batalla, Tú sola has triunfado en todas las herejías del mundo... Oh Madre en nuestras angustias, en nuestras luchas, en nuestros apuros, líbranos del enemigo y en la hora de nuestra muerte, llévanos al Paraíso.

              Amén.