Maria, Hazme Música de Dios

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
1.- Me quedé sin voz con que cantar,
y mi alma vacía dormía en sequedad.
Y pensé para mí: me pondré en sus manos,
manos de madre, me dejaré en su amor.
 
Y TU MARIA, HAZME MUSICA DE DIOS,
Y TU MARIA, ANIMA LAS CUERDAS DE MI ALMA.
ALELUYA.  AMEN.
 
2.- María, acompaña tú mi caminar.
Yo solo no puedo, ayúdame a andar.
Y pensé para mí: me pondré en tus manos,
manos de Madre, me dejaré en su amor.