Método Sintotérmico

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF


Uno
de los métodos de planificación familiar más efectivos para predecir
los periodos fértiles de la mujer, es el método sintotérmico. Se basa
en la combinación de varios indicadores de fertilidad e infertilidad
científicamente reconocidos:

* Temperatura basal: Método de la temperatura.

* Moco cervical: En el método sintotérmico se grafican las
sensaciones y apariencias del flujo mucoso con símbolos distintos a los
del método Billings. Cada día de la menstruación (aun que sea muy poco)
se marca con “P”. Cada día en que se siente sequedad en la vulva y nada
de presencia de moco se marca con “D/S”. Cada día de mucosidad blancosa
de consistencia pegajosa se marca con “M”. Cada día con mucosidad
altamente fértil, resbalosa, transparente y elástica se marca con “F”.
El día Pico se marca con una cruz, el cual coincidirá con el día
posterior al día marcado con una “F”. Los días que se tengan relaciones
sexuales se marcan con un círculo.

* Cambios en el cervix: Para usar el método sintotérmico
efectivamente, no es esencial checar el cervix; sin embargo monitorear
los cambios cervicales da información de soporte adicional.

El cervix es la parte más baja del útero, del cual el extremo
inferior se introduce en la parte superior de la vagina. Durante la
fase infértil del ciclo, el cervix esta justo en la parte inferior de
la vagina y puede alcanzarse fácilmente con la punta de los dedos.

- Puede parecer muy larga y fuera del centro, como recargada sobre la pared vaginal.

- Puede sentirse firme como la punta de la nariz.

- La entrada de el cervix va a estar cerrada y va a darnos la sensación de un hoyuelo sólo con tocarlo, va a sentirse seco.

Conforme se acerca la ovulación, el incremento del nivel de estrógeno causa que el cervix se eleve en la vagina.

- Se siente más corta, recta y más centrada la posición dentro de la vagina.

- Puede ser más difícil de alcanzar, se siente más suave, como la textura del labio inferior.

- El cervix se relaja un poco abriéndose lo suficiente para admitir la entrada de la punta del dedo.

Después de la ovulación: el cervix regresa a una etapa infértil
entre 28-48 horas después. Los cambios en el nivel, posición,
consistencia y dilatación en el cervix se dan gradualmente. Puede ser
confuso al principio, pero una mujer con experiencia va a poder
reconocer por lo menos una de las características que le indicará que
se encuentra en su etapa fértil.

Guía para interpretar los cambios en el cervix:

- Baja, inclinada, firme, cerrada, seca: INFERTILIDAD.

- Alta, recta, suave, abierta, húmeda, mucosidad: FERTILIDAD

Cómo checar el cervix:

- El chequeo se hace por medio del tacto.

- El tacto se hace con el dedo índice impecablemente limpio y con
la uña corta, puede utilizar el índice y el medio si así lo prefiere.

- Puede hacerlo sentada en el sanitario, acostada con las piernas
encojidas, parada con una pierna doblada recargada sobre un banco o
sobre el sanitario. Es importante que siempre use la misma posición.

- El chequeo se debe hacer por la noche.

- Si batalla en alcanzar el cervix, trate de hacer “fuerza” con el estómago para que este movimiento lo baje.

Las observaciones de el cervix solamente, no son método para detectar fertilidad y evitar un embarazo.

* Longitud de ciclos anteriores: El uso de cálculos basados
en la longitud de los ciclos pasados puede dar una idea de cuándo
comienza la fase fértil. Para esto se utiliza el Método de Ritmo y la Regla de Dohering. También se utiliza la regla 21/20.

* Indicadores secundarios: Las fluctuaciones hormonales
durante la ovulación y la pre menstruación causan cambios físicos y
emocionales tales como: cólicos o dolores estomacales, cambios en el
pecho (hipersensibles a causa del estrógeno y la sensación de llenos o
pesados a causa de la progesterona, sangrado o moco color obscuro en
los días cercanos al día pico, libido, irritabilidad, tensión,
nerviosismo, cambios de humor, llanto, depresión, dolor de cabeza,
falta de energía y sensación de pesadez).

El inicio de la fertilidad se determina por la presencia del moco
cervical, en sensación o apariencia, y por las características del
cervix. El final de la fase fértil se reconoce por el alza en la
temperatura basal, la cual confirma que la ovulación ocurrió.

El éxito depende de la exactitud de las lecturas de la temperaturas
y del reconocimiento del moco cervical. Este método define la
infertilidad tanto pre-ovulatoria como post-ovulatoria del ciclo
menstrual. No es exclusivo para ciclos regulares.

Guía para no embarazarse:

· Las relaciones sexuales deben practicarse solamente por la noche,
para así observar el moco cervical (sin confundirnos con semen) por el
día.

· Es recomendable alternar las noches en que se tienen relaciones para no confundir los restos de semen con moco cervical.

· Si se tienen dudas en la temperatura (al subirse) por alguna
enfermedad, medicamentos, desvelos, etc, no tomar en cuenta este
indicador para comprobar que ya pasó la ovulación. Se tomaría sólo en
cuenta el moco cervical como indicador de fertilidad y se espera 4 días
después del día pico para considerar que ya se está en etapa infértil.

· En condiciones normales de temperatura (bifásica sin picos) se
considera que la etapa post-ovulatoria infértil comienza el tercer día
de la temperatura alta.

La efectividad para detectar la ovulación de este método es del 99.5%