Mil millones de estrellas

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
Y ES QUE HAY MIL MILLONES DE ESTRELLAS
en esta noche que ahora negra ves,
en el desierto un oasis te espera,
aunque sólo arena veas.
 
Si al caminar, ves a un hermano
que en tinieblas va,
extiende tu mano, vive junto a él
y cántale después.
 
Nunca habrá sonrisa sin llanto,
y sin guerra una paz;
no habrá una esperanza si no existe
el dolor, sin lucha no hay amor.
 
Tú, quizás, escuches un día,
preguntar el porqué,
de guerras y odios e ilusiones y
lña fe, responde entonces...  ¿qué?