Monólogo de Mi Cristo roto - El rostro de Cristo