New Age

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

El New Age

El New Age afirma que:

  • Somos todos una misma energía.
  • Somos energía todos y todo.
  • Cada uno como quiera ampliar su conciencia, a través de la meditación, el arte, disciplinas del cuerpo, con un gurú personal, etc.
  • Ofrecen posibilidades de cambio de: salud, carácter o economía.
  • Se ofrecen terapias naturistas, ecologistas, meditaciones.
  • Es un resurgir de parapsicología, medicinas alternas.
  • Se habla de energías o chacras capaces de controlar el cuerpo.
  • Se recurre a la acupuntura, meditación, control mental, cienciología, yoga, etc.
  • Para el New Age todo es dios.
  • Identifican a dios con el todo de la realidad.
  • El hombre al conocerse, conoce a dios.
  • Diluye a dios en las cosas.
  • Se suprime la libertad del hombre, es relativismo, que va en contra de la inmortalidad del alma.
  • Para el New Age, dios es la suma de la conciencia existente en el universo, es la conciencia cósmica.
  • Creen en la reencarnación, pues es una manera de irse despegado de todo, hasta liberarse.
  • El cuerpo es una envoltura que cambia en cada reencarnación.
  • Es multiforme y sincretista.

¿QUÉ DEBE DE CONOCER Y CREER EL CATÓLICO?

  •  Afirmar que Cristo es el único que puede darle sentido a mi vida.
  • Cristo reúne en la humanidad, una llamada a una vida mas simple en favor de un mayor amor evangélico.
  • Vivir con mas sencillez.
  •  Disfrutar de las cosas, y no que las cosas me disfruten a mí.
  • Superar un racionalismo frío.
  • Superar la beatería, que es cumplir la letra sin ningún fondo.
  • Hacer atractiva mi religión, de modo que ese culto cristiano abarque: a todo hombre, a todos los hombres, en todas las circunstancias.
  • Saber que Dios me ama, y te ama.
  • Hacer una verdadera ecología que tenga como centro al hombre.
  • Tener en mi vida una conciencia de los verdaderos valores.
  • Basar el progreso en el derecho a la vida y a la dignidad de la persona.

Sentirnos Iglesia, atrayendo a los que están en crisis, y trabajar todos por la extensión del Reino de Dios.