Equivocados estais

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
 
Baja a Dios de las nubes,
llévale a la fábrica donde trabajas,
quita a Dios del retablo y
grábale dentro de tu corazón.
Roba a Dios de los templos,
donde le encerramos hace tantos años,
déjale libre en las plazas,
llévale también al mercado del pueblo.
 
PORQUE DIOS NO ES UN DIOS MUERTO
Y SI PENSAIS QUE ESTA MUERTO
EQUIVOCADOS, EQUIVOCADOS,
EQUIVOCADOS ESTAIS.
 
Ayer hablé con El,
le noté un tanto triste.
Hoy hablé con El
y me dijo que está solo,
porque hay muchos hombres
que se reúnen en su nombre,
pero no le dejan entrar a El.
Porque hay muchos hombres
que hablan en su nombre,
pero no le dejan hablar a El.