Jesucristo, una personalidad abierta a los demás