El mundo está sediento de felicidad y de paz