La cruz es el precio para alcanzar a Cristo