La cruz, símbolo del amor de Dios