Refundir la propia personalidad desde Dios