Nuestro Jesus

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF
1.-A ti, Jesús, que naciste pobremente
entre unas pajas en el portal de Belén;
siendo Tu el Rey de todo lo creado,
diste ejemplo de pobreza y humildad.
A ti que nunca la riqueza te ha importado.
Nos enseñaste cómo se debe de vivir,
ofreciéndonos tu amor sin egoísmos
y entregándonos tu vida hasta el fin.
 
Ven, Jesús, nace otra vez
y ayúdanos a comprender.  bis
 
2.-A ti, Jesús, te pedimos simplemente
que nos alumbres el camino hasta tu lado
y que olvidemos el rencor y las envidias
y aprendamos a querernos como hermanos.
A ti, Jesús, que nos perdonas los pecados,
enséñanos como debemos confesarlos,
para que así, el día que Tú quieras,
seamos libres como Tú cuando muramos.