El oficio sacerdotal es un verdadero oficio