Oración diaria 2

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Oración diaria

 

Buenos días, mi amado Dios Padre.

Te doy gracias por el don precioso que me has
concedido esta mañana: la de mi vida. El poder vivir
un día más con plenitud y con júbilo. Por favor
concédeme hoy la gracia de ser bondadoso y paciente,
para poder de ese modo distinguir TU SAGRADA PRESENCIA
en toda persona con quién me encuentre. Cierra mis
oídos, Dios Padre, a todo chisme. Sella mis labios
para no juzgar ni criticar, para que así mis palabras
bendigan a todos aquellos que se encuentren a mi
alrededor, impartiendo TU CALOR a los corazones más
fríos. Que mis acciones sean tan JUSTAS, mis
sentimientos tan TIERNOS, mi conducta tan HUMILDE,
siendo completamente fiel a Tu santa voluntad, para
que yo sea a través de este día un reflejo de TU
MISERICORDIA y amor celestial.

Amen