Oración por un hijo ausente

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Oración por un hijo ausente
Nuestro hijo, Señor, es también tuyo:
está alejado de nosotros, pero está contigo y tu paternidad nos consuela. En ti permanecernos unidos. Tú ves lo que nosotros no vemos; tú puedes lo que nosotros no podemos; tú eres amorosamente providente. Aleja de él todo peligro. Protégelo ahora que está lejos de casa.
Confiamos en ti, porque eres el mejor de los padres. Amén.