Pérdida de valores

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Pérdida de valores

La generalidad de la ciudadanía española cuando se expresa espontáneamente sobre los temas que les afecta, coincide en afirmar el deterioro y pérdida de valores importantes en la vida actual.,referida a las personas, a las familias o a la misma sociedad.

Al comparar las diversas épocas o etapas de sus vidas constatan, con cierta nostalgia, el menos precio, cuando no la carencia de muchos valores, que ellos –los mayores- cultivaron en sus años jóvenes y de un modo u otro. trataron de inculcar a sus hijos.

La lista sería interminable. No se trata de ser exhaustivo. A modo de ejemplo, he aquí algunos en los que la mayoría está de acuerdo: El respeto a los demás y en especial a los mayores. La carencia de ideales altruistas, patrióticos y religiosos. Vacío de compromisos estables y duraderos. Pérdida del sentido trascendente de la vida. Fidelidad a la propia pareja. Incapacidad para sobrellevar el dolor, el sacrificio, la enfermedad. Menosprecio de la virginidad, de la castidad, del dominio de los impulsos y pasiones. Ignorancia de la Religión, desconocimiento de Dios y del papel de la Iglesia, de María y de Jesús, que desemboca en un neo paganismo.

Urge por parte de todas las personas, instituciones y estamentos sociales, responsables, un esfuerzo serio de siembra, apuesta y cultivo de estos valores que han demostrado su importancia para el bien personal, de las familias y de la entera sociedad.