Amar es una decisión

Amar es una decisión