¿Cabe la “autoridad” en el mundo democrático?

¿Cabe la “autoridad” en el mundo democrático?