¿La Iglesia se enriquece con los procesos de nulidad?

¿La Iglesia se enriquece con los procesos de nulidad?