La necesidad de ir al “oftalmólogo”. El valor de la pureza

La necesidad de ir al “oftalmólogo”. El valor de la pureza