¿No será lo mío ser diácono permanente?

¿No será lo mío ser diácono permanente?