Por qué insistimos a favor de cada hijo

Por qué insistimos a favor de cada hijo