¿Puedo consagrarme a Dios a pesar de haber vivido una mala vida y ser ya grande?

¿Puedo consagrarme a Dios a pesar de haber vivido una mala vida y ser ya grande?