La promesa

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

La promesa
 

¿Qué fue Señor lo que ayer sucedió?
Vi a un ángel que mi casa visitó:
"No temas María, el Señor está en ti.
De tus entrañas Dios quiere nacer"
Más cómo en mí puede esto ocurrir...
y me dijo: "ten fe, Dios todo lo puede hacer".

Señor me es difícil comprender
lo que en mi tu querer me propone vivir
más un tiempo atrás te quise prometer
que en tu querer viviría hasta morir.

Sólo ayer Señor estaba en Belén
con Jesús recién nacido entre mis brazos.
sólo ayer Señor, estaba en Nazareth
con Jesús hombre, hijo y amigo,
y hoy, Señor, estoy en Jerusalén
con Jesús que en mis brazos descansa en su morir.

Hoy en su gloria, mi Señor, ha vuelto a vivir
y, en su bondad, me ha querido visitar,
y me ha dicho: "Mujer, recuerda siempre la promesa
que en tu juventud el buen Padre te hizo".
La oración de mi vida yo vuelvo a recitar
dichosa por los siglos, vuelvo yo a cantar.