¿Qué pasa si uno comienza a reirse en Misa?