El regateo de Abraham con Yahveh, y si no hubiera habido ni un sólo justo I