Salmo de la creación

ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Salmo de la creación
 

Por tu océano azul y las aguas del mar
por todo continente y los ríos que van,
por el fuego que dice como arbusto ardiente ,           
por el ala del viento, quiero gritar:

Mi Dios, tú eres grande y hermoso
Dios viviente e inmenso
Tu eres el Dios de amor
Mi Dios, Tú eres grande y hermoso
Dios viviente e inmenso, Dios presente
en toda creación.

Por todas las montañas y por todos los valles
por la sombra del bosque y las flores del campo
por el brote del árbol y la hierba del prado
por la espiga del trigo, quiero gritar:

Mi Dios, tú eres grande…

Y por los animales de la tierra y el agua
por el canto del ave y el cantar de la vida
por el hombre que hiciste semejante a ti
y por todos sus hijos, quiero gritar:

Mi Dios, tú eres grande…

Por la mano tendida, que te invita a la danza
por  el  beso que brota al surgir la esperanza
la mirada de amor que levanta y reanima
por el vino y el pan, quiero gritar:

Mi Dios, Tú eres grande...