San Anselmo II de Lucca


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Anselmo II de Lucca18 de MarzoPatrono de MantuaEtimológicamente significa “protegido de Dios”. Viene de la lengua alemana.¿Quién abrirá caminos para que el sufrimiento a través de la tierra se reducido? ¿Quién dará lo mejor de sus dones creadores allí donde existen los abandonos humanos, las enfermedades, el hambre?...¿Quién será fermento de paz y confianza para salir de una espiral de odio y de miedo entre las personas y entre los pueblos?
Este patrono de Mantua, que vivió en el siglo XI durante 46 años.Su vida fue una continua lucha por dos razones fundamentales. La primera de ellas fue en erigirse como el defensor de la unidad de la Iglesia de Cristo ante tantas divisiones como había en su tiempo.Tuvo que enfrentarse muchas veces con Matilde Canossa, una mujer intransigente y defensora acérrima del emperador en contra del Papa.
Cuando logró que se sometiera al papa y dejara tantas luchas inútiles que desgarran a los pueblos inútilmente, sintió una gran alegría.La segunda característica que distingue a san Anselmo fue su moral de hierro frente a la lucha, el amor por la justicia y la reforma del clero. Con el clero fue intransigente. Aunque tuvo mucha oposición, consiguió -¡milagro! – que los canónigos vivieran todos juntos en en comunidad con el obispo.En la lucha entre Gregorio VII y el antipapa Clemente III, que lo eligió el emperador , san Anselmo – aún temiendo las represalias del emperador, se puso siempre de parte del legítimo Papa de Roma.El Papa le encomendó misiones diplomáticas difíciles en Alemana y en Lombardía. Aquí se quedó como legado permanente del obispo de Roma.¡Felicidades a quien lleve este nombre!