San Barulas


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Barulas, Niño, Santo.

Mártir, 18 de noviembre.

Significa “vivir el amor”. Viene de la lengua griega.

Jeremías dice al Señor: “ Se presentaban tus palabras y yo las devoraba. Era tu palabra para mí un gozo y la alegría de mi corazón”.

San Román había sufrido terriblemente con el tirano Asclepiades.

El juez se había quedado admirado después del juicio. Le habían cortado la lengua y seguía hablando con mayor perfección.

El juez le pidió más pruebas a san Román. Este le dijo que, al primer niño de siete años que viese en la calle, le avisara para hacerle alguna preguntas.

Este niño era Barulas. Dispóngase a creer lo que diga ante esta pregunta: ¿ Es mejor adorar a muchos dioses o a uno solo?.

El niño contestó: “Los hombres deben adorar a un solo Dios que tiene un Hijo Jesús, que forma con él un solo Dios”.

No aceptó la respuesta del niño.

Y le preguntaron al niño:""¿Quién te ha enseñado esa verdad?"", le preguntó el tirano.

El niño respondió:"" Mi madre, contestó el niño"",.

Llamó a la presencia y, en su presencia, lo flageló. Asclepiades, llevado por el diablo,, lo mandó asesinar juntamente con su madre.

El niño pidió agua. La madre le animó a que siguiera adelante, ya que en seguida iba a estar en el paraíso.

Todo esto tuvo lugar en el año 303.

La palabra de Dios fue la que impulsó a madre e hijo a dar testimonio de su fe en el Señor.