San Bernardo de Motjoux


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

"Bernardo de Motjoux, Santo.

Ayudante de los viajeros, 28 de mayo.

Significa “corazón de oro”. Viene de la lengua alemana.

Este joven, con el mismo nombre del Bernardo célebre en la historia de la Iglesia, no es el mismo.

Nació y murió en Italia, en la región de Lombardía en el año 1081.

De él se dice que lo ordenaron de sacerdote, fue vicario general en Aosta y empleó más de cuarenta años de su vida misionando y ayudando a los misioneros a evangelizar los Alpes.

Dedicó gran parte de su existencia a lo que más falta hacía en su tiempo: la construcción de escuelas e iglesias.

Pero se le recuerda sobre todo porque construyó dos refugios para los alpinistas para ayudar a los montañeros perdidos por el difícil paso llamado el Gran y el Pequeño san Bernardo.

Trabajó y buscó dinero para formar conventos de canónigos agustinos con la creación de un monasterio.

Esta Orden siguió los pasos de Bernardo, es decir, servir de ayuda a los viajeros hasta el mismo y reciente siglo XX.

El perro de san Bernardo fue estupendo para encaminar a los montañeros por los angostos caminos.

En el arte se le representa como monje vestido de negro o un canónigo con alba y capa que lleva al diablo con una cadena..

Frecuentemente, también aparece pintado con una bota, vino y una linterna cerca de él, o hincado de rodillas leyendo en un pupitre la visión de Dios que se le aparece fuera de la ventana.

Es el patrono de los montañeros y escaladores de los Alpes. También se le invoca contra las tormentas y las posibles ruinas de las cosechas.