San Casadoro


ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

San Casadoro 

Abad, 25 de septiembre.

Significa “regalo del amigo”. Viene de la lengua griega.

Jesús dice a Tomás: “Porque me has visto has creído. Dichosos los que creen sin haber visto”.

Casiodoro era descendiente de una familia noble romana. Llegó a ser uno de los hombres de mayor influencia en los últimos tramos del Imperio Romano.

Se dedicó a las armas al mismo tiempo que al cultivo de las letras, ya que era muy inteligente.

Tenía 18 años cuando el rey de Hérulos depuso al último emperador Rómulo Augústulo.

El rey le confió misiones importantes. Después de una batalla en la que el rey salió perdiendo, él se retiró al estudio de las letras.

Pero no pudo llevar a cabo su ideal porque las invasiones Bárbaras, comandadas por Teodorico, hacían estragos por todos sitios.

Fue é quien animó a los sicilianos a que se levantaran contra el invasor.

Cuando el rey de los Bárbaros ganó totalmente, se entregó a poner orden. Ya se había fijado en Casiodoro. Contó con él para misiones diplomáticas de primer orden.

Los reglamentos que escribió para los Bárbaros dan a entender bien a las claras el espíritu cristiano que le animaba siempre.

Todos sus bienes los entregaba a los pobres y gente necesitada. Llegó a ser el árbitro de todo el gobierno en Italia.

Al vivir ya más tranquilo, Dios lo llamó ala vida religiosa. Entró en un monasterio, lo ordenaron de sacerdote y le nombraron abad. Fue ejemplo para todos.

Murió el año 575.

¡Felicidades a quien lleve sete nombre!